Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Siza y Santos construirán un edificio de acceso a la Alhambra

El equipo propone una "arquitectura muy cerrada" inspirada en el conjunto nazarí

"Este es el proyecto de nuestra vida. He dado todo lo que podía dar". Así de rotundo y sincero se refería el arquitecto portugués Álvaro Siza (Oporto, 1933) a su trabajo junto a Juan Domingo Santos (Granada, 1961) para el Concurso Internacional de Ideas Atrio de la Alhambra, que se falló el pasado martes y del que han resultado ganadores.

Siza, que ayer estaba inaugurando su última obra, un auditorio en Ceuta, y Santos construirán lo que ellos han bautizado como Puerta nueva entre el área actual de desembarco de los autobuses y el pabellón de acceso, sobre unos 4.000 metros cuadrados. "Se trata de una arquitectura muy cerrada, muy neutra, con tonos áridos de la Alhambra y con una serie de patios que se vayan articulando para cubrir todas las necesidades de los visitantes. Es un juego de sombras, agua y árboles que lo convierte en casi un jardín", explicó ayer Juan Domingo Santos, quien ya había colaborado con Siza en el edificio Zaida, también en Granada.

La maqueta y las recreaciones del proyecto presentan unos volúmenes muy propios del lenguaje austero de Siza, arquitecto de gran prestigio internacional y con una larga lista de galardones, entre ellos el Premio Pritzker en 1992. "Lo más complicado del proyecto ha sido conseguir articular la gran afluencia de visitantes que tiene el monumento, unos dos millones y medio de personas al año, con una arquitectura integrada en el paisaje de la Alhambra y que no sea impactante. Además, había que trabajar para que el proyecto articulara una zona de transición entre la llegada y el acceso al recinto por el paseo de los cipreses que conduce al Generalife", asegura Santos.

El jurado del concurso convocado por el Patronato de la Alhambra para reordenar la entrada al monumento nazarí ha estado presidido por el secretario general de Políticas Culturales, Bartolomé Ruiz, y ha tenido que elegir al ganador entre 41 proyectos de arquitectos de 10 países. El jurado ha destacado de esta propuesta "su relación paisajística con el entorno inmediato, así como su adecuación a los objetivos del Plan Director de la Alhambra".

"El pabellón tendrá una primera planta con una terraza mirador ajardinada, en la que se ubicarán una cafetería y tiendas, y debajo estará el gran atrio. Será un vestíbulo muy espacioso en torno a un gran patio de agua, con una entrada de luz cenital como en los baños árabes. El edificio se ajustará a la topografía existente, que tiene plataformas agrícolas abancaladas, y el jardín de la terraza recuperará las vistas de la muralla del monumento", adelanta Santos.

Los arquitectos aportan también a su proyecto un sistema para que los visitantes, que pueden llegar a ser 8.000 diarios, pasen por las taquillas a retirar sus entradas a una hora determinada para evitar las largas colas que se forman actualmente y que mientras esperan puedan disfrutar del entorno.

Según las bases del concurso, los arquitectos deberán entregar el proyecto de ejecución en un plazo que va de cuatro meses a un año. La reordenación del atrio cuenta con un presupuesto de 11 millones de euros. El público podrá conocer la propuesta de Siza y Santos en una muestra que se realizará en el palacio de Carlos V. La exposición servirá de excusa a Siza para recorrer, una vez más, el conjunto que tanto le impresionó en su juventud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de febrero de 2011