Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN

120 millones por la 'Champions'

TVE paga el grueso de la factura por tres temporadas y TV-3 aporta un 12,5%

La Liga de Campeones le costará a las dos televisiones públicas que han comprado los derechos (TVE y TV-3) 120 millones de euros entre 2012 y 2015. Cada temporada desembolsarán 40 millones: 35 TVE y cinco la autonómica catalana. El presidente de RTVE, Alberto Oliart, detalló ayer al término de su comparencia parlamentaria el reparto de la factura de la Champions. Ambas cadenas retransmitirán simultáneamente un partido por jornada (los martes) y TV-3 lo hará para Cataluña y en catalán.

Frente al anuncio de Telecinco de que recurrirá ante la UEFA la adjudicación, Oliart se mostró tranquilo. "Tiene todo el derecho del mundo" a denunciar el resultado de la subasta, pero "perderá", vaticinó, ya que la cadena privada "no tiene ningún argumento porque no es verdad que haya habido sobrepuja".

Oliart rechaza las series sobre casos sin juzgar como la Operación Malaya

Telecinco acusó la semana pasada a TVE de inflar artificialmente el precio de los derechos deportivos y distorsionar un mercado del que RTVE "se vale para su financiación". Al igual que otros operadores, la privada aporta cada año el 3% de sus ingresos a las arcas de la pública en compensación por no emitir publicidad.

Además del fútbol, las series nacionales constituyen uno de los principales contenidos de TVE. Pero al PP no le gustan producciones como Amar en tiempos revueltos, La señora o La República. La diputada popular Susana Camarero cree que el hecho de que estén ambientadas en la II República o la posguerra no es casual, sino que responde a un calculado "sectarismo" y a un "trasnochado fanatismo". El presidente de RTVE respalda su emisión: "Tienen calidad, buenos guiones, actores estupendos y una dirección brillante".

Declarado seguidor de La señora, al máximo directivo de RTVE no le inquietan las acusaciones de plagio que han recaído sobre su guionista. "El plagio, de existir, no nos afecta. Es un programa contratado y pagado una vez que se entrega. Y si hay plagio lo decidirán los tribunales".

Lo que a Oliart no le gustó fue la miniseria sobre la Operación Malaya, que TVE emitió el pasado enero y en la que se relataba la investigación sobre la trama de corrupción en el Ayuntamiento de Marbella. No la consideró oportuna. "Si hubiera podido, la habría suspendido", ha confesado. Pero se enteró demasiado tarde y ya no había posible marcha atrás. Recordó que aquella ficción (dos episodios), producida por Mediapro, fue encargada en 2009, cuando él aún no había asumido la presidencia. Y aunque considera que no ha tenido efecto sobre el tribunal que juzga el caso, anunció que ha dado órdenes para que en un futuro TVE no emita ninguna ficción inspirada en casos reales mientras no haya sentencia firme.

Oliart tuvo que responder también a la acusación de haber ocultado imágenes en directo de la concentración de Anonymous al comienzo de la gala de los Goya. Dijo que TVE informó "puntualmente" y que los periodistas recabaron la opinión de la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, sobre la protesta que se celebraba esa misma noche a las afueras del Teatro Real, de Madrid, donde se celebró la ceremonia. Oliart aprovechó la comparecencia para recordar que en 2010 la televisión pública participó en 92 películas con una inversión total de 46 millones de euros (frente a los 35 millones de 2009).

Pero a RTVE no le cuadran las cuentas. El presidente de la corporación calcula que al cierre de 2010 el déficit oscilará entre 40 y 50 millones de euros. El grupo ha dejado de ingresar 66 millones (de las tasas de las privadas o de las telecos). El dinero, precisamente, es el freno de RTVE para experimentar la tecnología 3D. En respuesta a una pregunta del senador Félix Lavilla, dijo que si en 2012 o 2013 se comienza a trabajar en este sistema será "para darse con un canto en los dientes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de febrero de 2011