_
_
_
_
_
Reportaje:

La sombra política de la Ertzaintza

La instrucción del 'caso Tellería' compromete a la Polícía vasca y favorece la crítica del PP - Ares, dispuesto a la investigación - El PNV no ve "sustancia"

La posible complicidad "política" desde la sede central de la Ertzaintza en Erandio (Vizcaya) a los dos agentes de la Unidad de Información y Análisis (UIA) imputados en el caso Tellería, dificultando la instrucción emprendida por el juez Roberto Ramos, ha avivado la sombra sobre el auténtico control de situación en la Policía vasca. La sombra de una supuesta connivencia toma cuerpo una vez conocido el significativo tirón de orejas que el magistrado propicia a la Ertzaintza al comunicar la finalización de sus diligencias, que ha avivado la exigencia del PP para que se proceda a "la mayor transparencia", expresado a modo de un reto que el consejero de Interior asumió ayer mismo.

Egibar rebaja el supuesto espionaje a cuentos de Mortadelo y Filemón

En la depuración del caso Tellería, donde se investiga el supuesto espionaje a numerosas personalidades de la vida política y económica de Vitoria, principalmente, hay espacio para sustanciar la capacidad de maniobra que personas ligadas al PNV tenían sobre el funcionamiento de la Ertzaintza. De hecho, Aitor Tellería llegó a ser dirigente y representante público del PNV y ahora se ha visto obligado a entregar su carné de afiliados, mientras Carlos Lau, uno de los dos ertzainas imputados, no tuvo reparos en admitir en sede judicial su vinculación jeltzale. Su compañero Jesús Acha no lo hizo, aunque otro ertzaina sostuvo que sí era simpatizante.

El PP ha aprovechado estos datos y las críticas del juez Ramos a las dificultades encontradas en la Ertzaintza para la instrucción de la causa para reclamar al PSE que este cuerpo "no sea utilizado como una policía política" ya que, a su juicio, "es la cosa más espantosa que puede suceder en una democracia occidental", dijo ayer Javier de Andrés, su candidato a diputado general de Álava.

Como era previsible, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, mostró ayer su colaboración para aportar toda la información y toda la documentación que se requiera a la Ertzaintza porque "los más interesados en que se esclarezca esta situación y se depuren responsabilidades" son los propios miembros de este cuerpo.

El juez Ramos sostiene que durante la instrucción se ocultaron documentos en los que podría deducirse la relación entre las bases de datos de la Ertzaintza y los informes encontrados en el ordenador del ex burukide Aitor Tellería. Para el PP, se asiste a un caso evidente de "encubrimiento dentro de la Ertzaintza".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ares recoge el guante pero destacó ayer que el auto, al que todavía no ha tenido acceso, "parece que dice" que "habría que investigar si pudo haber alguna negligencia por algún funcionario", subrayando el "si pudo". Eso sí, el consejero de Interior reiteró que "independientemente de las decisiones que adopten los tribunales", una vez que se pronuncien los jueces la Ertzaintza continuará el "correspondiente expediente abierto al efecto para, desde el punto de vista del código ético y profesional, depurar las responsabilidades a que hubiera lugar". El PP lo seguirá de cerca porque le hace "responsable" de aclarar esta situación. Según De Andrés, "el PSE debe tomarse este asunto en serio y no intentar parecerse al PNV en su forma de gestionar la Ertzaintza". Para el dirigente popular, "no podemos admitir que unos ertzainas estén encubriendo a otros y menos en un caso de la gravedad política como éste", agregó.

Desde la parte política más concernida, el PNV, se minimiza la razón de existir de esta causa. Joseba Egibar, portavoz parlamentario jeltzale, no ve "excesiva sustancia" en el caso Tellería una vez finalizadas las diligencias. El presidente de los nacionalistas guipuzcoanos ha vivido muy de cerca el devenir de los procesos judiciales que afectan a destacados militantes de su partido en Álava y, de hecho, se reunió con alguno de ellos cuando en el EBB algunos empezaban a perder la paciencia por el retraso en la entrega de los carnés por parte de los imputados.

Egibar criticó ayer, en Radio Euskadi, la instrucción del sumario que afecta a Tellería y dos ertzainas al declarar sarcásticamente que "hemos podido acceder incluso a las denominadas fichas que podían titularse como espionaje y la verdad es que no supera una de Mortadelo y Filemón". El dirigente del PNV, consciente del "acompañamiento mediático impresionante", pide que "se investigue cuanto antes, hágase la luz y véase exactamente qué es lo que hay".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_