El asador de Marbella cesa la rebelión y dice que acatará la ley antitabaco

El Asador Guadalmina de Marbella cumplirá la ley antitabaco. Así se lo comunicó ayer a la Consejería de Salud el propietario del establecimiento, José Eugenio Arias-Camisón, ante lo que la Consejería de Salud está dispuesta a levantar hoy mismo la orden de cierre que ha mantenido el establecimiento clausurado desde el pasado jueves.

Salud recibió ayer un burofax en el que el hostelero se compromete a cumplir la ley. La Junta quiso enviar a sus inspectores para comprobar in situ las intenciones de Arias-Camisón, pero este pidió que retrasaran el examen hasta hoy.

Los inspectores comprobarán que se hayan retirado los carteles críticos con la norma y colgado los que la ley obliga a exhibir en todos los locales cerrados. Si cumple con estos requisitos mínimos, los inspectores entenderán que existen indicios de que Arias-Camisón ha reconsiderado su actitud y se levantará la orden de cierre. El expediente sancionador abierto al establecimiento y que propone una multa de 145.000 euros seguirá su curso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS