Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy sopesó dejar caer a Camps pero al final lo confirmó

El PP llegó a barajar como sustitutos a Barberá y al alcalde de Castellón

La idea de que Francisco Camps no fuera el candidato a la presidencia de la Comunidad Valenciana ha estado encima de la mesa de Mariano Rajoy mucho tiempo, según explican cualificados dirigentes del partido. Frustrada la operación con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, porque ella no quiere ser la sustituta, se tenía preparado ya incluso el nombre de Alberto Fabra, alcalde de Castellón. El plan tenía una condición: que fuera el propio Camps el que dejara paso porque Rajoy no quería echarlo directamente.

Ahora todos están convencidos de que Camps, imputado por cohecho en el caso Gürtel, no se irá. Él quiere, aseguran, ganar las elecciones para decir que los votantes le han absuelto, como ya hizo el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. A partir de ahí, podría pensar en una retirada digna.

MÁS INFORMACIÓN

La cúpula del PP está casi segura de que el juicio por cohecho contra Camps, su gran temor, llegará después de las elecciones del 22 de mayo. Todos los portavoces del PP nacional -en particular Soraya Sáenz de Santamaría y Javier Arenas- y en Valencia -Rita Barberá- se pusieron ayer de acuerdo para lanzar un mensaje: Camps será el candidato. Eso sí, también insistieron en que no hay fecha para su confirmación, y no se adelantará como él quería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2011