Álava acusa a la Hacienda guipuzcoana de inflar los datos de la lucha antifraude

Cimiano atribuye las cifras al "afán de protagonismo" de Pello González

Los datos oficiales de la lucha contra el fraude fiscal en 2010 de la Hacienda guipuzcoana, dirigida por Pello González, candidato a diputado general de Hamaikabat en ese territorio en las elecciones de mayo, cuadruplican lo recuperado por Álava. Tal vez porque la rivalidad en las urnas entre el PNV y su socio de gobierno en Guipúzcoa cobrará importancia de aquí a los comicios forales o simplemente para justificar la magnitud de las diferencias, el diputado de Hacienda alavés, el peneuvista José Luis Cimiano, sostuvo ayer que los datos facilitados por su homólogo en Guipúzcoa están "hinchados". Por ello, sostuvo, las cifras de fraude en ambas provincias no pueden ser comparadas.

Guipúzcoa replica que actuar contra el fraude es cuestión de voluntad política

Álava recuperó el año pasado un total de 81,1 millones de euros defraudados, según anunció Cimiano en una rueda de prensa, frente a una bolsa aflorada de 317,5 millones, según los datos que presentó la semana pasada su homólogo guipuzcoano. Ni siquiera sumando todo lo recuperado por la Hacienda alavesa desde 2007 se acercaría a dicha cantidad -sumaría 228,5 millones en el citado cuatrienio-. Tras acusar a la Hacienda del territorio vecino de manipular los datos, el diputado alavés sugirió como un posible motivo para ello el "afán de protagonismo" político de González.

"Quizás los datos de Guipúzcoa obedezcan más a la labor de inspección y gestión, distinta a la autodeclaración, porque no son comparables, dada la magnitud de las cifras", añadió el diputado alavés, quien consideró que ello responde a un intento de ofrecer "una imagen de lucha contra el fraude más eficaz".

Un portavoz de la Hacienda guipuzcoana precisó a EL PAÍS que a través de la vía de la inspección solo descubrieron el año pasado 105,8 millones de euros, la tercera parte de los 317,5 millones aflorados. El citado portavoz eludió pronunciarse sobre las acusaciones de Cimiano, aunque quiso recalcar que "el éxito o el fracaso de la lucha antifraude depende de la voluntad política". También explicó que la recuperación de todo ese dinero supone un mérito "del conjunto de la Hacienda de Guipúzcoa".

Cimiano y González tendrán una oportunidad de comentar su discrepancia en la reunión del Consejo Vasco de Finanzas que está prevista para el próximo martes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Cimiano se mostró satisfecho de la actuación del departamento que encabeza en la lucha contra el fraude, que descubrió además varias operaciones realizadas en paraísos fiscales. Los 81,1 millones recuperados en 2010 superan en 32 millones la cuantía aflorada el jercicio precedente. Un total de 54,7 millones corresponden al fraude en impuestos directos (5,3 millones del IRPF, 14,8 millones del Impuesto de Sociedades y 34,5 millones de la renta de los no residentes), mientras que los otros 26,4 millones fueron recuperados en el apartado de tributos indirectos, casi todos por el IVA.

"La eficacia y el plan de transformación en el que está inmersa la Hacienda alavesa ha permitido que en cuatro años hayamos duplicado los datos" en esta materia, según recalcó Cimiano.

El diputado alavés destacó el trabajo realizado para disponer de una mejor y más amplia información sobre los contribuyentes, "mejorando la gestión y posibilitando el pago en voluntario". Entre las herramientas que permitirán a su departamento ganar en eficacia, citó la nueva Carta de Servicios al Contribuyente, que facilitará las relaciones con la Hacienda foral, y el Censo Unificado de Contribuyentes (CUC), donde figura toda la información que el fisco foral tiene de cada contribuyente provincial.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS