Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:EL ACENTO

Thatcher en versión Streep

Un rostro de mujer laboriosamente maquillado ha despertado una expectación inédita en Reino Unido. Cuando

el martes se difundió

un primer plano de la actriz estadounidense Meryl Streep caracterizada como

la ex primera ministra Margaret Thatcher, los medios volvieron a volcarse, como hicieron el verano pasado cuando se conoció el fichaje de Streep para

la película. Según The Telegraph, los hijos de la única mujer que ha llegado al número 10 de Downing Street por propios méritos quedaron horrorizados al conocer el proyecto. El filme, dirigido por Phyllida Lloyd, sería una "fantasía izquierdista", según ellos, en la que se retrata a una mujer octogenaria aquejada de una profunda demencia senil, tal como es ahora, recuperando con espíritu crítico parte de su biografía, centrada en los días previos a la guerra contra Argentina por la ocupación de

las Malvinas.

Otros medios han publicado que, en realidad, el guión se ha ido cambiando sobre la marcha, lo que nadie confirma. Los productores (Pathé y la BBC) guardan un medido silencio. El misterio se desvelará cuando la película se distribuya, pero llama la atención la expectación generada en un país acostumbrado a la biografía política en formato audiovisual.

Michael Sheen ha sido Tony Blair, Helen Mirren, la reina Isabel II y Colin Firth, Jorge VI. La propia Thatcher ya se ha reencarnado en varias actrices en diversas series televisivas. Ni siquiera es novedoso que el retrato de la mujer que fue el azote de comunistas, europeístas y sindicalistas sea inclemente. Las biografías políticas británicas suelen

ser despiadadas.

Lo novedoso de este proyecto es que se acepte de buen grado a una actriz extranjera para interpretar a un político británico. Hay quien ha expresado la duda de que sea capaz de imitar el rancio acento británico de Thatcher, pero lo cierto es que se impone la veneración por Meryl Streep, actriz ganadora

de dos oscars. Su fama, también. Porque, como dice un comentarista, la protagonista de la película La dama de hierro (así se titula el largometraje televisivo) siempre se parecerá a la gran Meryl Streep maquillada como Thatcher.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de febrero de 2011