Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Si no conservamos los símbolos franquistas seremos talibanes"

"Legalmente, los símbolos franquistas no han de estar ya en las calles y, además, la gente no los quiere, pero reflejan la sociedad de un momento y si no los conservamos seríamos talibanes". Así defendió ayer en Barcelona la directora del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, María José Turrión, la preservación de la simbología franquista que aún lucen las ciudades españolas: solo en Cataluña, 3.647 en 185 municipios.

El centro que dirige, el antiguo archivo de la Guerra Civil, será uno de los espacios que albergarán los elementos retirados, sin descartar los archivos provinciales, donde recalarán previo paso por "un gran almacén que ahora busca el ministerio", donde se seleccionarían y catalogarían.

La directora del Centro de Memoria de Salamanca se plantea albergar piezas

Invitada por el Memorial Democrático de Barcelona -junto a la historiadora Carme Molinero- a una charla como vocal que es de la comisión estatal que decide la retirada de la iconografía franquista, se mostró muy reservada sobre esa labor, negándose a dar resultados. También sorprendió al defraudado auditorio al asegurar: "No percibo especiales diferencias en Cataluña en el ambiente de reticencia a retirar esos monumentos del que hay en Salamanca, Madrid o Valencia".

Entre ese público estaba Sergi Centelles, hijo del fotógrafo cuyo archivo está en Salamanca tras una agria polémica. Turrión aseguró que "en verano" se hará una exposición con un máximo de 150 fotografías del fondo, que se está "limpiando y digitalizando", si bien dijo desconocer el porcentaje de lo ya realizado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2011