Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Sin corbata ni gemelos

Ícaro Moyano, director de comunicación de Tuenti, sostiene que la irrupción de las redes sociales ha cambiado la concepción del trabajo

Ícaro Moyano (Madrid, 1997) conoce los gajes del oficio de periodista. No en vano, antes de ser director de comunicación de Tuenti trabajó, entre otros lugares, en el suplemento EP3. Así que espera paciente a ser fotografiado y contesta confiado a las preguntas del "plumilla", como habitualmente llama a los redactores. Lleva chubasquero, vaqueros y un característico peinado. Es el reflejo de una nueva concepción del trabajo.

Chanclas, pantalones rotos o cabello desaliñado: ¿Es el aspecto de los gerentes de las redes sociales una pose? "Es la prueba de que se pueden liderar grandes empresas de otra forma. Y también responde a que los nuevos líderes tienen otra edad y otra educación", explica Moyano, que participó la pasada semana en una conferencia organizada por el grado en Comunicación de la Universidad de Deusto. "Con un traje, parecería que vamos disfrazados. Ya no hace falta ser respetable por llevar unos gemelos", abunda.

"No estamos tan pegados a la mesa y prácticamente no hay despachos"

"Ahora nos planteamos Internet como un fenómeno de recomendación"

Pero el cambio no solo se limita a la indumentaria, se extiende como un virus a todos los niveles laborales. "No estamos tan pegados a la mesa y prácticamente no hay despachos. Raro es el viernes que no nos vamos un grupo de 30, 40 ó 50 de nosotros a tomar una cerveza juntos. Porque pertenecemos a otra generación", asegura. Algo que se confirma con la media de edad de la oficina de Tuenti: 27 años.

No obstante, el fenómeno de las redes sociales no es simplemente un cambio de los hábitos en lo que a la indumentaria se refiere. Las redes sociales trascienden lo banal y tienen, de hecho, gran relevancia en algunos asuntos. "Lo que está pasando en la plaza de la Libertad, en El Cairo, sin el ojo del mundo puesto sobre esa plaza, se hubiese resuelto muy rápido, posiblemente con una masacre", cree Moyano, que sostiene que los medios generan las valiosas informaciones que los usuarios pueden ahora compartir.

La evolución de Tuenti en estos tres años no ha cesado. De las 2.000 millones de páginas vistas en febrero de 2008 se ha pasado a las 30.000 que en la red social esperan que se visiten este mes. La clave del éxito, según Moyano, es la siguiente: "Hemos cambiado como usuarios. Inicialmente, nos planteamos Internet como un fenómeno de consumo; ahora lo hacemos como un fenómeno de recomendación y de compartir".

Sin embargo, el internauta tiene varias opciones. En este caso, las comparaciones son recurrentes, por lo que Moyano expone las ventajas de Tuenti con respecto a Facebook sin titubear. Así, explica que Tuenti tiene un control más transparente sobre la privacidad del usuario, reproduce más su entorno local y dispone cada vez de más servicios a su disposición. Además, recalca: "En la mayoría de redes sociales el mundo está ordenado por los objetos. En Tuenti el mundo lo ordenan las personas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de febrero de 2011