Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BRUNO DELAYE Embajador de Francia en España

"Francia tiene voluntad de aumentar su presencia en Euskadi"

Bruno Delaye, embajador de Francia en España, asistió ayer junto al alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, a la inauguración de una sede del Instituto Francés en la capital vizcaína. La escenificación del estrechamiento de lazos continuará hoy con la entrega a Azkuna del título de oficial de la Legión de Honor, una de las máximas condecoraciones del país vecino.

Pregunta. Bilbao estrena sede del Instituto Francés, algo que nunca se había planteado antes, pese a que Francia y Bilbao colaboran en el desarrollo de actividades culturales desde 1955. ¿Qué ha cambiado?

Respuesta. Varios elementos. El primero de todos es la apuesta del alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, por la cultura. El segundo es que hay un nuevo tipo de relación entre el País Vasco y la región de Aquitania. Hace poco se ha impulsado la creación de una nueva eurorregión entre ambas comunidades. En tercer lugar, está nuestra voluntad de tener más presencia en el País Vasco y, por último, el hecho de que haya un nuevo clima político y psicológico en Euskadi.

Bruno Delaye

Bruno Delaye (Casablanca, Marruecos, 1952) dirige la Embajada francesa en España desde junio de 2007. Tras estudiar en el Instituto de Estudios Políticos y en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración de su país (ENA), trabajó entre 1975 y 1979 en el Ministerio de Asuntos Exteriores francés, del que pasó al de Industria. Ha sido también primer consejero de embajada en El Cairo (Egipto) y embajador en Lomé (Togo), México y Atenas.

"Bilbao es una espléndida muestra europea de qué hacer en urbanismo"

"Por nuestra parte, no hay ningún cambio de estrategia contra ETA"

"Los vascos son competidores nuestros en muchos mercados"

"El fin de la época del miedo ha cambiado las relaciones mutuas"

P. Francia también condecora a Azkuna con la Legión de Honor.

R. Es lo menos que podemos hacer. Por su gesto [la implantación del Instituto Francés] y porque Bilbao es una espléndida muestra europea de lo que se puede hacer en materia de urbanismo y cómo un urbanismo inteligente puede apoyar el desarrollo de una ciudad y de toda una región. Ha sido un ejemplo muy impactante en Francia. El alcalde de Burdeos [Alain Juppé] ha dicho varias veces que toma Bilbao como ejemplo de lo que quiere hacer en su ciudad.

P. ¿Cómo ha modificado la relación con Francia la llegada al Gobierno de Patxi López?

R. Lo principal , como le decía, es que se respira un nuevo aire en el País Vasco. El hecho de que por fin, o eso esperamos, se haya acabado la época del miedo es lo que ha cambiado las relaciones entre ambas comunidades.

P. ¿Cómo eran las relaciones con el anterior Ejecutivo vasco?

R. Eran buenas. Siempre han sido buenas, pero me refiero más al ambiente que se respira en la sociedad civil, no tanto a la voluntad política, que siempre ha existido, de mantener buenas relaciones. Hace ya mucho tiempo que pusimos en marcha por parte de ambos Gobiernos un programa de interconexión de alta velocidad, con la Y vasca, que se va a unir con el TGV, que irá desde Burdeos hacia la frontera española. No me refiero al cambio institucional, sino al psicológico que se ha producido en el País Vasco.

P. ¿Hasta qué punto beneficiará el enlace de la alta velocidad ferroviaria a ambas partes desde un punto de vista económico y social?

R. Tenemos ya varias muestras de que un AVE cambia la vida de las ciudades. Esta zona de Europa lo merecía. Vamos a tener así un eje atlántico, y no solo mediterráneo desde Portugal. Es otra ruta para unir, además, Madrid con París a través del País Vasco. El sur de Francia, una zona mal comunicada, tendrá la oportunidad de estar mejor vinculada con España y la propia Francia. Sin embargo, el AVE no lo es todo. Es muy importante también hacer un esfuerzo para que el transporte de mercancías se pueda desarrollar de manera fluida, moderna y eficiente, tanto por tierra como por mar. También ha sido importante la inauguración de la primera autopista del mar entre Gijón y Nantes Saint-Nazaire. Esperamos que el próximo verano se abra la nueva ruta entre Vigo y Le Havre. Esperamos que en el futuro algunas líneas puedan salir también del Puerto de Bilbao para aliviar un poco el tráfico que pasa por la autopista. También hemos decidido duplicar la interconexión de gas entre España y Francia del lado atlántico por los puestos fronterizos donde ya existía una interconexión. La ampliamos a un nivel de 7.500 millones de metros cúbicos al año, lo que representa casi un 18% del consumo del mercado español de gas.

P. ¿Cómo será la conexión definitiva entre el AVE vasco y la línea de TGV francés?

R. Prevemos llegar a la frontera en 2020. Estamos en proceso de ratificar por parte de los ediles locales. Hay un corredor de mil metros de ancho definido que está sometido al debate público. A lo largo de este año, habrá que definir en el marco de la comisión intergubernamental, donde están franceses, españoles y una representación del Gobierno vasco, cuál será la ruta exacta de este corredor. Allí decidiremos el punto de encuentro.

P. Francia es el mercado turístico más importante de Euskadi. ¿La ausencia de violencia ayudará a impulsar aún más la llegada de visitantes?

R. Obviamente, sí.

P. La pesca fue una fuente de conflicto con la comunidad autónoma. ¿Cómo marcha el acuerdo para que inspectores de uno y otro país verifiquen que se cumplen las cuotas?

R. Funciona bien. Gozamos de una paz pesquera absolutamente perfecta.No hay ningún pleito entre España y Francia en este tema.

P. ¿Cómo ve Francia la situación económica vasca?

R. Nos impresionó bastante el modelo que los vascos escogieron cuando se trató de pensar la reconversión de la industria tradicional. Lo hicieron muy bien. Apostaron por la industria y no solo por los servicios, turismo o el ladrillo. Esto hizo que siga existiendo una base industrial con empresas medianas y pequeñas muy fuertes, de alta tecnología y una capacidad en ingeniería impresionante. Lo admiramos y lo padecemos, porque son competidores nuestros en muchos mercados internacionales.

P. La implicación francesa en la asfixia de ETA ha sido fundamental. ¿Qué balance hace de ese trabajo conjunto policial y judicial entre ambos países?

R. Es más que un balance positivo. Es un ejemplo para otros países europeos en materia de cooperación judicial y policial. Insisto en la vinculación de los dos: justicia y policía.

P. ¿Qué opina del último comunicado de ETA?

R. No voy a hacer ningún comentario. Nuestros comentarios son los del Gobierno y las autoridades españolas; no tenemos una opinión diferente.

P. ¿Por qué camino debe avanzar la lucha conjunta de España y Francia contra ETA?

R. De momento, seguimos igual que en el pasado. No hay ningún cambio de estrategia por nuestra parte, como tampoco creo que la haya por parte española en la persecución y la investigación de los delitos cometidos por terroristas.

P. ¿La izquierda abertzale debería ser legalizada?

R. No voy a hacer ningún comentario al respecto. Eso depende totalmente de la decisión del Gobierno y la justicia española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de enero de 2011