Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado un cargo de la Oficina Antifraude tras la declaración de un confidente policial

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, ha citado a declarar como imputado al director de Análisis de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Carles Quílez, por los supuestos delitos de cohecho y revelación de secretos. Según fuentes judiciales citadas por la agencia Efe, Quílez ha sido imputado por alertar a un confidente policial vinculado presuntamente a una trama de corrupción en la que el mismo juez tiene imputados a mossos d'esquadra, guardias civiles y urbanos, y agentes del Cuerpo Nacional de Policía. En su declaración judicial, el confidente implicó a Quílez por haberle alertado de que estaba siendo objeto de una investigación policial y de que tenía los teléfonos pinchados. La versión de Quílez no tiene nada que ver con ese relato.

Según la declaración del confidente, Quílez también aceptó una motocicleta como regalo cuando todavía ejercía como periodista, oficio que abandonó en el año 2009 por su nombramiento como asesor del director de la OAC, David Martínez Madero, fallecido el pasado viernes a los 47 años. Fuentes judiciales mostraron su incomprensión por la imputación de ese delito, pues en aquella fecha Quílez no ejercía ningún cargo público y, por tanto, no habría soborno.

La imputación de Quílez era sopesada por el juez desde hacía semanas, pero no se hizo efectiva hasta horas después de conocerse el fallecimiento de Martínez Madero, que siempre defendió la honestidad de Quílez y a quien le afectó muchísimo que acabase salpicado por el caso. "Es ontológicamente imposible" que cometiese irregularidades, dijo en su día Martínez Madero de Quílez.

La investigación en la que ha sido involucrado Quílez es una trama que algunas fuentes judiciales consideran que se ha creado de manera artificiosa para desacreditar a dos responsables policiales de la Guardia Civil y de los Mossos d'Esquadra que participaron decididamente en la investigación de otros asuntos de verdadera corrupción policial que investiga la justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de enero de 2011