El primer ministro irlandés dimite como líder de su partido

Cowen renuncia a dirigir el Fianna Fáil a dos meses de los comicios anticipados

El taoiseach (primer ministro) de Irlanda, Brian Cowen, dimitió ayer por sorpresa como líder de su partido, el Fianna Fáil, aunque seguirá al frente del Gobierno. Cowen había superado el martes una moción de confianza presentada por él mismo para que el partido refrendara su liderazgo, pero su posición personal quedó aún más debilitada tras intentar el jueves forzar una crisis de Gobierno para introducir caras nuevas en el Ejecutivo ante las próximas elecciones.

Tras la dimisión en cadena de cinco ministros, en una maniobra aparentemente orquestada por él mismo, se vio forzado a dar marcha atrás y dejar sin cubrir esas vacantes, repartiendo las carteras entre los restantes miembros del Gobierno. Cowen se vio entonces forzado contra su voluntad a fijar el 11 de marzo como fecha para las elecciones anticipadas, más de un año antes de que acabe la legislatura.

A pesar de la dimisión de Cowen se espera que se mantenga la fecha del 11 de marzo para los comicios, en parte por la reticencia de convocar a los irlandeses a las urnas en pleno invierno, pero sobre todo para dejar aprobados los presupuestos y la legislación que los acompaña, primordial para aplicar el plan de rescate pactado en noviembre con la Unión Europea y el FMI.

El Fianna Fáil espera elegir a un nuevo líder de forma inmediata, en un plazo de una semana. El gran favorito es el ex ministro de Exteriores Micheál Martin, que dimitió al anunciar Cowen la votación de confianza del martes para poder votar en contra del primer ministro sin la contradicción de seguir en el Gobierno.

Esa maniobra puede acabar siendo decisiva para desbancar a otro de los tradicionales aspirantes, el ministro de Finanzas, Brian Lenihan, que decidió el martes votar a favor de la ratificación de Cowen como taoiseach y que tiene problemas de salud. La ministra de Turismo, Mary Hanafin, es otro de los aspirantes al liderazgo del partido, pero sus posibilidades se han debilitado porque a pesar de sus llamamientos del pasado para que Brian Cowen dimitiera, el martes no quiso declarar en público si iba a votar a favor o contra de él y no tuvo el coraje de dimitir como había hecho Martin.

A pesar de su tesón y de su oratoria, Cowen es uno de los primeros ministros más impopulares de la historia reciente de Irlanda debido a la crisis económica y financiera que vive el país desde hace tres años. El Fianna Fáil, que ha gobernado durante 20 de los últimos 23 años, está por el suelo en las encuestas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En una rueda de prensa en Dublín, Cowen aseguró que ha tomado la decisión de dimitir sin recibir presiones de otros líderes del Fianna Fáil. "Quiero que el partido esté en las mejores condiciones posibles de luchar por las próximas elecciones", aseguró.

Brian Cowen anuncia su decisión ayer en Dublín.
Brian Cowen anuncia su decisión ayer en Dublín.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS