Crítica:Crítica
i

La españolada pervive

Con El oro de Moscú, Jesús Bonilla debutó en la dirección sumando una desaliñada lectura cruzada de la tradición berlanguiana y la memoria del humor Bruguera al afán estelar panorámico inaugurado por El mundo está loco, loco, loco. La película de Bonilla funcionó y se convirtió en un éxito de taquilla. Ocho años después, llega esta secuela low cost.

La daga de Rasputín es una repetición de la jugada, pero con la baraja menguada: aquí el reparto pasa de lo kilométrico a lo portátil, pero la peor noticia es que ni el humor visual más básico funciona, ni las réplicas hacen diana... En sus mejores trabajos el cómico Jesús Bonilla podía evocar el derrumbado, tragicómico patetismo de un Ugo Tognazzi. Lejos de desarrollar y sofisticar esa posibilidad, ha preferido soltar los frenos de una ya extemporánea y pertinaz pervivencia de la españolada.

LA DAGA DE RASPUTÍN

Dirección: Jesús Bonilla.

Intérpretes: Jesús Bonilla, María Barranco, Carolina Bang, Antonio Resines, Antonio Molero.

Género: comedia. España, 2010.

Duración: 105 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de enero de 2011.