Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pulso entre Ripoll y Camps se traslada a Benidorm

El PP valenciano va camino de revivir en Benidorm la guerra interna entre los partidarios de Eduardo Zaplana y Francisco Camps. Con una parte de la cúpula provincial atenazada por el caso Brugal e incapacitada para cuestionar a la dirección regional, la única dirigente bien posicionada para dar la batalla al campismo es la concejal y diputada autonómica, Gema Amor, que ha manifestado sin disimulo su ansia de "llegar hasta el final" para competir con Manuel Pérez Fenoll, el candidato de Camps, por encabezar la candidatura local. Entre 1991, año en que Zaplana conquistó la alcaldía, y 2009, el de la otra moción que le devolvió el poder a los socialistas, se ha fraguado un PP con 3.200 afiliados, pero dividido. En cada una de las soluciones se abrió una herida. En Benidorm se avista la madre de todas las batallas internas. "Si hay conflicto, la responsable será Amor", asegura un destacado cargo del PP valenciano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de enero de 2011