Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy plantea formar un Tesoro europeo con los países de bajo déficit

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, entregará al presidente permanente del Consejo de la Unión Europea, Herman van Rompuy, un informe en el que propone crear un Tesoro europeo. Este órgano comenzaría con Francia y Alemania y se ampliaría a los Estados que respeten el límite de déficit del 3% que impone el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. El documento, elaborado por dos diputados franceses, contiene 16 propuestas para mejorar la coordinación de las políticas económicas en Europa.

"Proponemos considerar la posibilidad de crear a medio plazo un órgano que se encargue de la gestión coordinada de la deuda de los países de la eurozona, que es la lógica continuación de la creación de la moneda única", señala el texto. "Al principio, las cuestiones del Tesoro Europeo deberían reservarse a los países virtuosos o a aquellos que limiten su deuda en cumplimiento a los compromisos del Pacto de Estabilidad", continúa. Para poner en marcha este órgano, el Gobierno francés deberá convencer al alemán de su capacidad para mantener el déficit público bajo control, según el documento.

El ministro galo de Industria ha calificado de "grave" el suceso

La filtración podría afectar a las baterías y a los motores

Londres pide "orden"

Tanto Sarkozy como la canciller alemana, Angela Merkel, se han opuesto a la idea de impulsar eurobonos, si bien el presidente francés dijo que esta iniciativa podría resurgir si las políticas económicas de los países comunitarios estuvieran más integradas. Los eurobonos beneficiarían a los países más castigados por la crisis fiscal, ya que les permitiría conseguir prestamos más baratos y prevenir futuras crisis de deuda en la UE. El informe de los dos parlamentarios considera que los eurobonos serían beneficiosos para los Veintisiete.

Por otra parte, el ministro británico de Finanzas, George Osborne, ha pedido a Europa que ponga "su casa en orden". En un artículo publicado ayer por el Financial Times, el canciller del Exchequer pide a los países de la eurozona más rigor en la resolución de sus problemas financieros. "Para el déficit, el crecimiento y la banca, 2011 es el año en el que Europa tiene que poner su casa en orden", señala.

Además, el Gobierno portugués garantizó ayer que cerrará 2010 con un déficit del 7,3%, mientras que en 2009 subió al 9,3%. Esta afirmación no impidió que la deuda portuguesa se encareciera ayer, hasta alcanzar una prima de riesgo superior a 404 puntos básicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2011