Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Costa de Marfil rechaza dejar el poder

El actual presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, rechazó ayer el ultimátum para abandonar el poder que le dio el líder de la oposición y ganador de las pasadas elecciones, Alassane Ouattara, a quien la comunidad internacional reconoce como nuevo mandatario costamarfileño. Un alto funcionario de Naciones Unidas también advirtió a Gbagbo y a sus oficiales que pueden ser acusados de violaciones contra los derechos humanos. Mientras, crece entre la población el temor a que la violencia desencadene una nueva guerra civil.

El primer ministro designado por Ouattara y líder de las Fuerzas Nuevas, Guillaume Soro, amenazó a Gbagbo con que si no deja el cargo los nuevos dirigentes del país se verán obligados "a considerar otras medidas". Gbagbo se ha negado a reconocer que perdió las elecciones presidenciales frente a Ouattara el pasado 28 de noviembre. Más de medio centenar de españoles destacados en ese país lo han abandonado por la inseguridad reinante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de enero de 2011