Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Castigo preventivo

Burjassot, Valencia

Dice la Real Academia Española que robar es tomar para sí lo ajeno. Yo estoy en contra de ello. De hecho, yo ponía los ojos en blanco cuando me pasaban un CD pirata y me negaba a tomarlo y/o copiarlo.

De repente me empezaron a cobrar un impuesto (canon) destinado a un grupo privado, la SGAE. El impuesto era por si usaba los medios de almacenamiento para copiar música, por si la música era con derechos de autor y por si los autores estaban representados por la SGAE, por si no lo había comprado como descarga, que incluye ya pagado el derecho de copia privada. En otras palabras, por si soy un ladrón.

Este castigo preventivo es inadmisible. La SGAE toma para sí lo ajeno y el Estado colabora en ello. Que se persiga el delito, pero que no se castigue preventivamente. Puestos a ello, yo propongo algo más radical. Que cada ciudadano vaya un mes al año a la cárcel, por si roba. Así no hace falta perseguir el delito, nos ahorramos la policía y los que sufren robos se sienten resarcidos por ese castigo colectivo, pues el delito ya ha sido pagado. Absurdo, ¿verdad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de diciembre de 2010