Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de pasajeros quedan atrapados en aeropuertos europeos

El temporal de nieve obliga a cerrar Heathrow y afecta a París y Fráncfort

El temporal de frío que se cierne sobre Europa causó ayer grandes trastornos entre los usuarios de los principales aeropuertos. En Reino Unido, los contratiempos provocados por la nieve coincidieron además con el inicio de las vacaciones navideñas. El aeropuerto de Londres-Heathrow, que es el de mayor tráfico de pasajeros en Europa, se vio obligado el sábado a cerrar sus pistas y ayer se mantenía cerrado para cualquier llegada y solo despegaron siete aviones.

La consecuencia es que miles de viajeros tuvieron que pernoctar en las terminales. Algunos usuarios criticaron que Reino Unido se paralice en cuanto cae "una nevada". El director de la compañía de vuelos baratos Monarch Airlines, Tim Jeans, declaró que es preciso reconsiderar el conjunto de la infraestructura de transportes de Reino Unido, que "una vez más" no estuvo "a la altura de las circunstancias".

Por su parte, Andrew Teacher, empleado de la empresa gestora de Heathrow, BAA, explicaba: "Llega un momento en que no puedes hacer más; cuando retiras nieve de las pistas y se empieza a helar por detrás". El problema, añadió, es que cayó "una cantidad extrema de nieve en un espacio muy corto de tiempo".

En Alemania, el aeropuerto de Fráncfort, el de mayor tráfico de la Europa continental, registró también graves problemas. Fraport, la empresa gestora, señaló a mediodía que al menos 470 vuelos de los 1.317 programados para ayer serían cancelados, frente a los 272 y 560 anulados el sábado y el viernes, respectivamente.

En España fueron cancelados 102 vuelos, la mayor parte de ellos con conexiones a través de Reino Unido. El sábado fueron cancelados también unos 100 vuelos.

En Francia, la Dirección General de Aviación Civil pidió la supresión del 40% de los vuelos previstos ayer por la tarde en el aeropuerto parisiense de Roissy-Charles de Gaulle, el mayor de Francia y el segundo del continente. Los vuelos registraron retrasos medios superiores a dos horas. Miles de pasajeros se vieron obligados a pasar la noche en las instalaciones del Charles de Gaulle, muchos de ellos tras ser desviados por el cierre de Heathrow.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de diciembre de 2010