Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malestar en Confebask al detectarse el bajo perfil empresarial de Guereñu

SEA y el Metal dentro de Cebek cuestionan que su currículum "está inflado"

Sectores cualificados de las patronales alavesa (SEA) y vizcaína Cebek (el sector del Metal) van a debatir en las próximas horas la conveniencia de exigir una revisión del currículum que ha avalado la elección de Nuria López de Guereñu como futura secretaria general de Confebask, en sustitución de José Guillermo Zubía. Una primera investigación de alcance sobre la trayectoria profesional de la ex consejera vasca de Transportes refleja un bajo perfil empresarial, en contra de los méritos consignados en el historial entregado a la consultoría bilbaína Campo, encargada de la selección de candidatos para este cualificado puesto en la patronal de Euskadi.

Según la información recogida por este diario, el sector más crítico con la elección de López de Guereñu entiende que "se ha inflado" su perfil. Entre otros aspectos, apuntan que el curriculum habla de su labor empresarial en el centro tecnológico Vicomtech de San Sebastián, cuando en realidad ocupó sendas plazas de becaria y ayudante de investigadora. En este contexto, según las mismas fuentes, ha sorprendido la referencia a su pasado por Osakidetza cuando en este servicio desempeñó labores de informática.

"Es una gran profesional y lo demostrará", dicen sus partidarios

Quienes discrepan de esta elección y entienden que el desenlace ha sido la consecuencia de una "clara presión política", tampoco olvidan los desencuentros internos que López de Guereñu ha tenido en el desempeño de sus cargos públicos. Así, recuerdan cómo perdió a los dos directores de su departamento como diputada foral de Medio Rural en la Diputación de Guipúzcoa, que abandonaron sus cargos. Ya al frente del Departamento de Transportes y Obras Públicas del Gobierno vasco de Ibarretxe, sufrió la marcha de la plana mayor de su área, compuesta por Arantza Tapia, viceconsejera; Xabier Barandiarán, jefe de gabinete; y Jon Basterra, jefe de prensa. Curiosamente, estos tres dimisionarios forman parte ahora del equipo de Markel Olano en la Diputación de Guipúzcoa. Incluso, López de Guereñu tuvo problemas con la vicelehendakari Idoia Zenarruzabeitia cuando decidió elevar a su secretaria Noemi Otaegi a la categoría de asesora estratégica.

Entre empresarios críticos con esta elección se subraya el especial interés del PNV de Vizcaya por sacar adelante la opción de López de Guereñu, una vez descarta la opción de Juan Diego. Un empresario guipuzcoano, crítico con la línea de Joseba Egibar y muy relacionado con el ámbito político y empresarial vizcaíno, ha articulado en los últimos meses una adecuada labor de mediación para allanar el camino a la ex consejera. Precisamente este empresario, consciente de la existencia de algunas críticas a la designación de Confebask, alabó ayer a López de Guereñu de quien dijo a EL PAÍS que "es una gran profesional y lo demostrará".

Pero en la patronal vasca hay inquietud por la sucesión de críticas que ha provocado la elección de López de Guereñu, en un caso por su nítido perfil político y en otro por las deficiencias en su peso empresarial, máxime cuando desde su futuro cargo estará obligada a "cohesionar voluntades encontradas", advierten desde SEA. A su condición de licenciada en Ingeniería, une un Master en Dirección de Empresas.

Precisamente al evaluar su capacidad de negociación, los críticos con López de Guereñu recuerdan que las principales conversaciones sobre la Y vasca entre Vitoria y Madrid fueron abanderadas por Arantza Tapia y Víctor Morlán, secretario de Infraestructuras, respectivamente. Eso sí, la consejera mantuvo siempre una línea inquebrantable en su apuesta por el Tren de Alta Velocidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de diciembre de 2010