Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El descenso de abortos se centra en las extranjeras

La asociación de clínicas niega que sea por la píldora

El descenso del número de abortos que se registró en 2008 y 2009 -el primero desde que hay registros- se concentró en las mujeres extranjeras. En concreto, según los datos que dio ayer el Ministerio de Sannidad, estas supusieron el 43,3% de las mujeres que abortaron y el 41,4% de las que lo hicieron en 2009. Si se asume que cada una interrumpió su embarazo solo una vez, eso quiere decir que de los 115.812 abortos de 2008, 50.147 los protagonizaron las inmigrantes, mientras que en 2009, de las 111.482 interrupciones, ellas representaron 46.153. Por tanto, si el descenso en números absolutos de los abortos fue de 4.330, a las extranjeras corresponde una caída de 3.094, es decir, el 71% del total.

A la vista de estos datos, la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (Acai) criticó el análisis que ofreció el lunes Sanidad y negó que el efecto de la medida sea de la píldora poscoital, que empezó a venderse sin receta en septiembre. "Las declaraciones ofrecidas por la titular de Sanidad, Leire Pajín, rayan la imprudencia, ya que atribuyen a la anticoncepción de emergencia una capacidad preventiva frente al embarazo no deseado que no es real (su índice de fallos se sitúa en torno al 3%), al tiempo que se fomenta el uso de la píldora poscoital (recomendable solo como última opción) frente a la contracepción segura, cuyo índice de fracaso anticonceptivo es testimonial", afirma la asociación en una nota. "Hoy por hoy, es imposible saber si las políticas preventivas aisladas están reduciendo o no el aborto por embarazo imprevisto, que es la situación sobre la que deberían incidir, ya que no sabemos que razones se esconden detrás de las cifras", añade.

Lo que no se sabe es a qué obedece el descenso de interrupciones del embarazo entre extranjeras, a pesar de que el número de estas en edad fértil (entre los 15 y los 44 años, según los parámetros que usa el ministerio) haya aumentado entre los dos últimos años de los que hay datos. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, esta población ha pasado de 1.558.824 en 2008 a 1.665.951 en 2009, es decir, ha aumentado un 6,9%.

Como explicación, Acai apunta a que "ha evidenciado a través de estudios ligados a la práctica cotidiana en sus centros que las mujeres inmigrantes que llevan tres años en el país han asimilado el método contraceptivo, por lo que la incidencia de embarazos no deseados en este colectivo, y por tanto de abortos, disminuye. Una prueba más de la incidencia de la inmigración en las tasas de aborto es que consecuentemente a la caída de interrupciones también han disminuido notablemente el número de nacimientos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de diciembre de 2010