Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abierta la comisaría de Usera, tras años de reivindicación vecinal

"Austeridad total. Si no hay cerveza, nos vamos". Con estas palabras, cerró el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el acto de inauguración de la comisaría de Usera, un moderno edificio en el que trabajan unos 200 policías. Se cumple así una de las reivindicaciones históricas de los vecinos que habían solicitado no tener que desplazarse hasta Villaverde para poner una denuncia o renovarse el carné de identidad o el pasaporte.

La nueva comisaría está en la calle de Primitiva Gañán, junto al centro de salud y la Junta Municipal de Usera. Se ha levantado sobre una parcela municipal de 3.400 metros cuadrados que ha cedido el Ayuntamiento al Ministerio del Interior. Consta de 3.800 metros cuadrados construidos y ha costado 3,9 millones de euros. El edificio se caracteriza por ser de planta alargada y tener grandes ventanales en la parte de atención al público, por lo que aprovecha con la luz solar. La zona de jefatura y de calabozos resulta más opaca y consta de muros de ladrillo, según describió el arquitecto promotor Jaime Legido. "Se ha utilizado el desnivel de la parcela para crear las distintas plantas", explicó Legido.

En la inauguración estuvieron presentes, entre otras autoridades, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; la delegada del Gobierno, Amparo Valcarce, y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho. El regidor destacó la importancia de la colaboración entre Administraciones y que la delincuencia ha bajado un 18,3% en los últimos seis años. Por su parte, Pérez Rubalcaba agradeció la cesión del solar y recordó que la criminalidad está bajando en la capital, mientras sube la resolución de las denuncias.

La nueva comisaría dará servicio a los 292.000 vecinos de Usera, lo que incluye los barrios de Almendrales, Moscardó, Zofio, Pradolongo, Orcasitas y Orcasur. La plantilla ha crecido un 7% en los dos últimos años, lo que ha repercutido en un descenso de la delincuencia del 2,21%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 2010