El PNV liga su abstención presupuestaria a acuerdos sobre I+D y cultura

Lazcoz presenta con respaldo peneuvista unas cuentas que miran al 'año verde'

Una de cal y otra de arena. Apenas dos días después de que el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, abriese la vía a un voto en contra de los presupuestos vascos, el líder vizcaíno del partido, Andoni Ortuzar, recalcó que si el Ejecutivo se muestra dispuesto a "moverse un poco", podrían terminar absteniéndose. El voto favorable está descartado, según confirmó Ortuzar.

"Nuestra abstención está en manos del PSE y del Gobierno. Si muestran disposición al diálogo, creo que hay posibilidad de acuerdos, porque no estamos tan lejos en ámbitos para nosotros muy importantes, como la educación, el I+D+i y la promoción de la cultura y lengua vasca", señaló Ortuzar en una entrevista en Radio Euskadi. "Solo les pedimos que tengan que la misma disposición al diálogo que hemos tenido nosotros en Vizcaya o en Álava", añadió. La abstención del PNV sería una cuestión más que nada estética, ya que los votos del PP garantizan que las cuentas saldrán adelante.

Ortuzar: "Con una disposición al diálogo es posible el acuerdo"

En paralelo, el PNV ha sido el que grupo que más enmiendas ha presentado al proyecto. La Mesa del Parlamento ha calificado un total de 1.473 enmiendas: cuatro a la totalidad formuladas por Aralar y los tres partidos del Grupo Mixto (Eusko Alkartasuna, EB y UPyD). Además, aprobó un total de 1.444 propuestas parciales y otras 25 al articulado y a las memorias explicativas del proyecto.

Al mismo tiempo, los peneuvistas escenificaron ayer su apoyo a los socialistas en el Ayuntamiento de Vitoria, donde permitirán que el equipo de Patxi Lazcoz saque adelante las cuentas municipales para 2011. El objetivo, señaló el regidor, será "priorizar la generación de empleo" y "acelerar las acciones" que prepararán la ciudad para 2012, año en que ejercerá como la capital verde europea. "Estos serán los presupuestos de la personas, el empleo y el desarrollo sostenible", resumió Lazcoz.

La portavoz peneuvista, Malentxo Arruabarrena, justificó en la comisión local de Hacienda su apoyo: "El resto de los grupos nunca estarán a favor. Siempre buscaran faltas. No quieren que Vitoria avance, y eso el PNV y el PSE no lo vamos a permitir".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ambas partes han hecho concesiones mutuas, aun a costa de apoyar partidas presupuestarias para proyectos que no respaldan en la arena pública. Los nacionalistas han colado una de dos millones de euros para la ciudad del motor que proponen levantar en los terrenos de la base militar de Araca. Hasta ahora, el Ministerio de Defensa se ha opuesto a cederlos y el PNV no incluyó la cuestión en el acuerdo presupuestario que cerró con el Gobierno central en el Congreso.

Lazcoz, por su parte, ha podido reservar un millón para su proyecto deportivo Kronos, que la oposición ha criticado de forma unánime y, sobre todo, dedicará cerca del 5% del total del presupuesto, lo que supone 20,26 millones de euros, a su proyecto estrella: el centro internacional de congresos, exposiciones y artes escénicas. Los demás partidos rechazan esta iniciativa. "Todo vale para sacar el Auditorio; se ha convertido en una obsesión personal", criticó el popular Javier Maroto.

Las cuentas suman un total de 417 millones de euros, un 7,15% más que en 2010. Se contiene el gasto corriente, mientras que el de los departamentos implicados en la preparación del año verde ven subir su dotación: Medio Ambiente (un 5%), Urbanismo e Infraestructuras y el Centro de Estudios Ambientales, con incrementos en estos dos últimos casos superiores al 30%. Entre las acciones a acometer, destaca completar el anillo verde.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS