Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente anula su viaje a la Cumbre Iberoamericana por la crisis

Zapatero acudirá al Consejo de Ministros que aprobará nuevos ajustes económicos

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, decidió al mediodía de ayer anular su viaje a Bolivia y Argentina, que iniciaba hoy, para presidir el Consejo de Ministros de mañana y en la que el Ejecutivo aprobará importantes medidas económicas.

Esta decisión supone que por vez primera no asistirá un presidente de Gobierno español a una Cumbre Iberoamericana, que desde 1991 es una cita anual que reúne a los principales jefes de Estado y de Gobierno latinoamericanos. La delegación española estará presidida en esta ocasión por el Rey, que estará acompañado por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez.

Zapatero conversó ayer con el presidente de Bolivia, Evo Morales, con el que pretendía entrevistarse en La Paz antes de acudir a la Cumbre Iberoamericana en Mar del Plata (Argentina) para expresarle su intención de realizar el viaje cuando la agenda de ambos lo permita.

Es la primera vez que el jefe del Gobierno español falta a esta cita

La Moncloa justificó la decisión del jefe del Ejecutivo en la necesidad de no ausentarse de España durante tres días en medio de las turbulencias financieras que han colocado a este país en el ojo del huracán de los mercados internacionales y que han supuesto una caída espectacular de las Bolsas. Sí acudirá hoy, durante unas horas, a Zurich (Suiza), donde la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) anunciará la sede del Mundial de Fútbol 2018. Asistirá para apoyar la candidatura conjunta de España y Portugal y después regresará a España. Zapatero quiere estar en Madrid el viernes para presidir el Consejo de Ministros que aprobará las medidas económicas, anunciadas ayer por él mismo en el Congreso. Una parte de esas medidas pretenden impulsar la creación de empleo con la rebaja del impuestos de sociedades a las pymes -en la reunión con empresarios, el pasado sábado, en La Moncloa no explicitó esa medida pero aludió a ella al decir que iba a favorecer la inversión-, lo que afectará a unas 40.000 empresas.

El Gabinete también aprobará la privatización parcial de Loterías del Estado y de AENA, para aumentar ingresos y reducir deuda. "Las decisiones a tomar son lo suficientemente importantes como para justificar la excepcional ausencia de la Cumbre Iberoamericana", defendieron ayer fuentes de La Moncloa.

Aunque el líder del PP, Mariano Rajoy, reconoció que es importante que en tiempos de crisis el presidente "atienda a las dificultades", pidió ayer a Zapatero que explique "bien" su ausencia porque la relación con América Latina es una prioridad de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010