Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura llama a la creatividad para paliar la falta de ayudas

"Como en toda crisis, es un buen momento para darle a la imaginación". Juan Carlos Fasero, director de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic) presentaba ayer un informe, As cifras da industria cultural gallega que aspira a ser la radiografía más completa del sector musical, las artes escénicas, el audiovisual y el producto gráfico en Galicia. "La crisis no es solo de dinero, también de formato. La cultura no está tan subvencionada como se dice", defendió Fasero. El cultural es uno de los ámbitos más castigados por el recorte presupuestario de la Xunta para 2011: las partidas para incentivar las industrias culturales caerán un 44% el año que viene.

Pero los datos del informe, según Fasero y Adolfo Neira -socio de la empresa encargada del estudio- invitan al optimismo. El tejido industrial de la cultura gallega estaba formado a principios de 2010 por 6931 empresas, 148 más que hace dos años. El informe no contiene, sin embargo, datos de los beneficios económicos generados en 2009 y 2010 por la actividad de estas firmas - que representan un 3,49% del total de compañías de la comunidad-, puesto que la última anualidad cerrada es la de 2008. Ese año, la industria de la cultura facturó unos 1.000 millones de euros, un 67% proveniente de empresas gráficas, sobre todo editoriales, distribuidoras, agencias de publicidad y periódicos.

En el Registro Mercantil constan 2.100 empresas gallegas que operan en el ámbito de la cultura y que significan 11.000 puestos de trabajo a jornada completa. No se incluyen, sin embargo, los empleos a media jornada o los contratos puntuales, muy frecuentes en determinadas épocas del año y que suponen, según Fasero, unos 10.000 contratos temporales sólo en festivales. "Todos los sectores lo están pasando mal, pero en la cultura el coste por empleo es menor que en el resto de industrias", defiende Fasero. El total de afiliaciones en las industrias culturales es de 15.625 personas.

Generan más beneficios -no solo fruto de la actividad propiamente dicha, sino también a cuenta de los derechos de autor, que fueron de 20 millones de euros el año pasado- pero casi siempre en el interior. "Importamos mucho pero exportamos poco", reconoce Fasero. La cultura representa el 0,04 de las exportaciones gallegas. "Tiene que ver con el tamaño de las empresas", explica el director de Agadic. El 52% de las ventas en el mercado exterior corresponde a productos editoriales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2010