Protesta vecinal por un club de cannabis en San Sebastián

Una comunidad de vecinos del barrio del Antiguo de San Sebastián, la urbanización Lorea, ha presentado al Ayuntamiento donostiarra alegaciones contra la apertura de una sede de la Asociación Maritxu-Donosti para el consumo de cannabis, ubicada en una zona residencial y cerrada de forma cautelar hasta que obtenga la licencia de actividades. La comunidad de vecinos, que a primeros de noviembre reunió firmas en protesta, pide al consistorio que revise la normativa sobre la puesta en marcha de este tipo de asociaciones.

"No cuestionamos a lo que se dedican" los miembros del club, critica Juan Manuel Sanzo, uno de los seis responsables de la comunidad vecinal. "Somos respetuosos, pero es un atentado al sentido común que una asociación de consumidores de cannabis con casi 400 socios y un consumo de 15 gramos semanales por socio, esté ubicada en un entorno vecinal", apostilla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS