La crisis del euro

Ordóñez impone máxima transparencia a la banca para recuperar la confianza

El Banco de España obligará a dar información muy detallada sobre el riesgo inmobiliario - El supervisor pondrá la lupa en las fusiones de cajas

El Banco de España ha pedido varias veces por las buenas a los bancos y cajas que sean más transparentes al exponer sus riesgos en el sector inmobiliario. Después de que su mensaje solo haya sido atendido por unas pocas entidades, el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha decidido imponer la máxima transparencia por las malas. El propósito del supervisor es que los inversores tengan toda la información y que eso ayude a que se recupere la confianza.

Lo anunció ayer Javier Aríztegui, subgobernador del Banco de España, en el salón de inversión financiera Borsadiner, que se celebra en Barcelona. Con ocasión de la publicación de las cuentas anuales y en los avances trimestrales que se ofrecen a los analistas, los bancos y las cajas deberán ofrecer al mercado información complementaria normalizada sobre la cartera de promoción y construcción y sobre la cartera hipotecaria residencial, desglosando las garantías que las respaldan, el valor del préstamo en relación con la tasación del activo correspondiente, su estado de pago y las coberturas constituidas para atender su posible deterioro. Justo es esa exposición la que ha provocado más preocupación entre los inversores.

Más información

El Banco de España, en coordinación con el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, va a convocar a las asociaciones bancarias para acordar los formatos de esta información que, en cualquier caso, debe estar disponible a finales de marzo de 2011, cuando se publiquen las cuentas consolidadas de los nuevos grupos surgidos de los procesos de integración de las cajas de ahorros. Esos grupos "deben hacer un especial hincapié para explicar con claridad y transparencia cómo se han tratado en el proceso de fusión los activos que puedan estar dañados, incidiendo no solo en la información cuantitativa, sino también en las explicaciones que permitan su correcta interpretación", dijo Aríztegui.

El subgobernador subrayó que "las pruebas de resistencia españolas a la banca tuvieron un alcance y una transparencia muy superiores" a las de los demás países europeos. Ahora que "vuelven a aparecer dudas en los mercados sobre la fiabilidad del ejercicio europeo", el Banco de España reivindica la validez y la vigencia de sus pruebas.

"Estos días, el Banco de España ha vuelto a repasar los supuestos, parámetros y estimaciones publicados hace cuatro meses y entiende que describen adecuadamente la situación actual del sistema bancario y de sus riesgos", según ha insistido el subgobernador.

Asimismo, el Banco de España insiste en que los bancos sigan apelando a los mercados internacionales y no tanto al BCE para su financiación. También en esto exigirá mayor transparencia: "En la información complementaria periódica se incluirá un apartado que informe del estado de la financiación mayorista, desglosando los instrumentos, las eventuales garantías que los respaldan y su duración", anunció Aríztegui.

Del Gobierno, Aríztegui dijo que ya ha tomado medidas en la dirección correcta, pero que hay que perseverar en la austeridad y en las reformas estructurales "sin vacilaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de noviembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50