Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre favorece a las concesionarias de peaje en la sombra

La presidenta sube el canon mientras el PP evita ayudar a este tipo de empresas

La Comunidad prevé dar más dinero a las concesionarias del peaje en la sombra (M-45, M-511, M-501 y M-407), según los presupuestos regionales para 2011. Con este sistema el Gobierno regional paga a las empresas por los vehículos que circulen por estas carreteras a cambio de que las adjudicatarias las construyan y las gestionen. Los presupuestos más austeros de la Comunidad de Madrid -se reducen un 10%- incluyen una partida de 98.100.407 euros para estas empresas, lo que supone un aumento del 5,7% respecto al año anterior. Es el mayor incremento en los presupuestos del área de Transporte e Infraestructuras.

En el presente mandato, desde 2007, la Comunidad de Madrid ha incrementado esta partida en 21,2 millones de euros (un 30%), casi lo mismo que el plan para suprimir 102 organismos y entes regionales anunciado hace un par de semanas por Aguirre. "Es una muestra de la política de socialización de pérdidas y privatización de beneficios", apunta Gregorio Gordo, portavoz de IU en la Asamblea de Madrid. "Responde a la actualización del IPC. Solo cumplimos los contratos con las adjudicatarias", explica un portavoz de la Consejería de Transportes. Sin embargo, la subida de este año (5,6%) es mayor al IPC previsto (2,3%). Además, el número de usuarios se ha mantenido constante durante los dos últimos años en esas carreteras y tampoco justifica este aumento.

La M-45 es la más importante de las autopistas de peaje; tiene 44 kilómetros y conecta varias radiales. Costó unos 487 millones a las concesionarias en 2001. El Ejecutivo regional se comprometió a pagar un canon anual de 64,3 millones durante 25 años. Ahora ya ha pagado unos 360 millones.

El aumento del canon a las concesionarias choca con la postura de su partido. El PP impidió la semana pasada en el Congreso las ayudas a las concesionarias. Ahora Aguirre sube el canon.

El pasado jueves, la presidenta reveló en el Parlamento regional que tiene un problema con esta carretera. "Desde que llegué aquí estoy deseando poner orden en el equilibrio de esa concesión. No lo he conseguido". Aguirre reconoció que estas empresas tienen "enormes dificultades, pero no porque tengan poco tráfico, sino por las expropiaciones que se habían atribuido a las concesionarias y su precio se ha multiplicado por cuatro". Y agregó: "Me parece espléndido que haya autopistas de peaje que paguen quienes las utilizan, no los contribuyentes", dijo en contra del modelo que subvenciona.

Por su parte, Gregorio Gordo critica el modelo de peaje de las radiales de la Comunidad de Madrid, simbolizado en la M-45. "Los madrileños pagarán el triple de lo que costó", señaló el candidato de Izquierda Unida. Gordo acusa a Aguirre de pretender "salvar de la quema a los pirómanos que las crearon con los recursos de todos". Y añade: "Salen al rescate de los bancos, de las constructoras y permanecen impasibles mientras los que son desahuciados de sus casas siguen manteniendo su deuda con los bancos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de noviembre de 2010