Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EL PAÍS se multiplica en el iPad

La nueva aplicación gratuita mejora la navegación por secciones, da entrada directa al flujo de noticias de última hora y permite seleccionar vídeos y compartir información

No llega al año de vida y en tan poco tiempo ha revolucionado la manera de conectarse a Internet. Se llama iPad, lo fabrica Apple y se ha convertido en uno de los objetos tecnológicos más deseados.

Tiene muchas aplicaciones, pero está especialmente dotado para ser el compañero ideal de los que necesitan información de calidad. Por eso EL PAÍS acaba de estrenar una aplicación completa, sencilla y gratuita que pone toda su potencia periodística al alcance de sus usuarios.

Algunos especialistas han vaticinado que el futuro de los periódicos y del periodismo está en estas tabletas. De momento este periódico ha preferido pensar en el presente y diseñar una aplicación que permite navegar con un solo dedo y de una manera muy intuitiva por la actualidad de todas las secciones: Internacional, España, Economía, Tecnología, Ciencia, Deportes, Sociedad, Salud, Educación, Gente y TV, Opinión, Viñetas, Cultura, Cine, Música, Fotografía, Vídeo y Blogs.

Simultáneamente se puede escuchar en directo la SER o Los 40

Además, uno de los puntos fuertes de la aplicación es el acceso directo desde toda la navegación a la última hora, el flujo de información en tiempo real de EL PAÍS alimentado con las noticias de alcance de la redacción y toda su red de corresponsales de manera permanente durante las 24 horas todos los días del año. Si algo relevante sucede en algún lugar del mundo, ahí es donde primero se lo contamos.

Y simultáneamente se puede escuchar en directo la Cadena SER o Los 40 mientras se lee la información o se ven las galerías de fotos a toda pantalla y con alto grado de definición.

La aplicación de EL PAÍS para iPad también permite acceder a una selección de vídeos de actualidad, guardar noticias para leerlas en otro momento y compartirlas a través de las redes sociales o enviarlas por correo electrónico.

Pero la información pegada a la actualidad comparte escenario y protagonismo en la aplicación con la más útil y sorprendente que ofrecen nuestros blogs. Las recetas de Mikel López Iturriaga en El Comidista, las pistas viajeras de Paco Nadal o los consejos pedagógicos de De mamas & de papas comparten pantalla con las reflexiones de Enric González en Fronteras Movedizas o los Trending Topics de Internet de Delia Rodríguez.

Uno de los puntos fuertes del iPad es su diseño. Da gusto tenerlo entre las manos, navegar tocando la pantalla con la yema de los dedos, desplegar su teclado virtual. Todo está cuidado hasta el mínimo detalle. Por eso el equipo de diseñadores gráficos de este periódico ha hecho un esfuerzo especial para estar a la altura y ofrecer un producto eficiente y elegante. Fácil de usar y agradable de ver.

La aplicación, que apenas lleva tres días disponible en Apple Store, sin ninguna promoción ya se ha colocado en la primera posición en el top de descargas gratuitas. Y, además, está recibiendo una gran cantidad de comentarios y valoraciones positivas. Y como no es una aplicación cerrada, irá evolucionando y mejorando atendiendo las sugerencias y críticas de los usuarios y aprovechando las posibilidades que vayan ofreciendo las mejoras tecnológicas que se introduzcan en el sistema operativo del iPad.

Estamos en un mundo en el que el progreso de la tecnología no se detiene y el acceso a la información en el mismo momento en que se está produciendo y desde dispositivos móviles se está generalizando. EL PAÍS ya tiene versiones específicas para acceder desde cualquier teléfono, aplicaciones para el iPhone y las BlackBerry y una versión para el Kindle de Amazon. Pero en ese terreno, por su diseño y tamaño de pantalla, el iPad está marcando el camino. Ya le han salido competidores y EL PAÍS desarrollará también aplicaciones para ellos, pero la tableta ideada por la empresa de Steve Jobs siempre tendrá la ventaja de haber sido la primera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 2010