Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reyes del siglo XX

Amante de la tecnología y buen cocinero

Guillermo de Inglaterra ha heredado el carisma de su madre, pero quiere ser él mismo

Ambos tienen 28 años, son universitarios, novios desde hace ocho años y han compartido techo durante tres - La pareja, integrante de la nueva generación de príncipes de este siglo, anunció su boda para el año que viene

Su padre quería que se hubiera llamado Arturo, pero su madre logró que su primer nombre fuera Guillermo. El primogénito del príncipe Carlos y de Lady Di nació el 21 de junio de 1982 en el hospital Saint Mary de Londres. Sus padres eran entonces una pareja feliz a los ojos del mundo. Guillermo Arturo Felipe Luis será algún día príncipe de Gales. Ahora ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión al trono. Cuando reine lo hará con el nombre de Guillermo V. Esta semana ha tomado su primera gran decisión: casarse. Lo hace, a diferencia de sus padres, por amor y con una joven que no pertenece a la rancia aristocracia británica. Y es que Guillermo quiere escribir su propio guión.

Zurdo, tímido, pero con un gran sentido del humor, le gusta cocinar y es un fanático de la tecnología. Hace dos navidades regaló a su abuela, la reina Isabel, una Wii y le ha enseñado a manejar Internet. Toma con ella el té todos los domingos y la envía mensajes con su BlackBerry. Dicen que se parece a su madre, en el físico y en el carácter, pero cuando habla recuerda a su padre. Siempre quiso ser un chico normal. Por eso un día le dijo a su madre: "De mayor quiero ser policía".

Toma el té con la reina los domingos y le envía mensajes con su blackberry

Pronto fue maduro y responsable. Cuando sus padres le comunicaron que iban a divorciarse, razonó: "Espero que así seáis felices". A los 15 años presidió el cortejo fúnebre que despidió a Lady Di por las calles de Londres. Desde ese día lucha porque su recuerdo permanezca vivo. Siempre tiene cerca una foto de ella. También se la llevó a la Universidad de Edimburgo, donde estudió Historia del Arte y conoció a Kate, su primera y definitiva novia.

En nombre de su madre pasó un año trabajando en una ONG. La rancia Inglaterra se escandalizó al ver al nieto de la reina, al futuro rey, limpiando cuartos de baño. Otros, sin embargo, vieron el espíritu de Diana reflejado en su hijo.

Durante los primeros años de orfandad veló por su hermano Enrique, más proclive a los escándalos. Y pronto logró conectar con Camilla, la nueva mujer de su padre. Muchos se preguntan cómo el hijo de Diana puede llevarse tan bien con ella. La respuesta está en que Guillermo cree en el amor y la historia de su padre con Camilla lo es.

Siempre dijo que se casaría cumplidos los 28. Celebró su cumpleaños en junio. Por eso, cuando en octubre se marchó de vacaciones a Kenia con Kate llevaba en el bolsillo el anillo de zafiro y brillantes de Lady Di. "Habíamos hablado de ello hacía tiempo. Hemos decidido dar el paso en el momento oportuno. Esto no es una carrera", declaró feliz, con su novia al lado. "Sé que la compararán con mi madre pero quiero que Kate sea ella misma". Ellos serán los reyes del siglo XXI.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 2010