Los trabajos en la muralla medieval de Vitoria recibirán el premio 'Europa Nostra'

La recuperación de la muralla medieval de Vitoria permitirá la liberación de 8.200 metros cuadrados de espacios degradados en el casco histórico de la ciudad cuando concluyan el próximo año estas obras que han recibido uno de los galardones Europa Nostra de este año.

El alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, que el próximo jueves recibirá el premio Europa Nostra en Madrid, visitó ayer parte del recorrido de la muralla que se está restaurando.

Los restos de la muralla medieval fueron descubiertos en 2001 en unas excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el subsuelo de la Catedral de Santa María con motivo de las obras de rehabilitación y un estudio reveló que su construcción databa de la segunda mitad del siglo XI, lo que obligó a cambiar los libros de historia que mantenían que Gasteiz (el nombre original de esta ciudad) había sido amurallada en el siglo XII por Sancho VI El Sabio de Navarra.

La recuperación de las Murallas olvidadas de Vitoria han recibido una mención especial y un diploma en la categoría Nobel del patrimonio. Este premio se suma a la medalla obtenida en 1982 por el tratamiento urbanístico del Casco Medieval y el Premio Especial otorgado a la restauración de la Catedral de Santa María en 2002.

El objetivo de este plan no es sólo la restauración de este monumento sino la creación de nuevos espacios para el público, antes ocultos, en una superficie de 8.200 metros cuadrados. Al término de las obras se habrá regenerado más de la mitad de los 900 metros que se cree que originalmente tuvo la muralla. En la actualidad se ha actuado sobre 450 metros lineales de la muralla y en una docena de torreones, todos ellos en la ladera oeste del casco histórico que, por el momento, han generado 7.200 metros cuadrados de espacios libres, según datos del Ayuntamiento.

Las obras para instalar un ascensor entre el Palacio de Villasuso y la trasera de la iglesia de San Miguel comenzarán la próxima semana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS