Gobierno y BCE exigen las fusiones de cajas antes de 2011

Salgado: el Banco de España actuará si no se cumple el calendario - Páramo alerta contra la guerra de depósitos

Hace tres años, el debate en torno a las cajas de ahorros estribaba en si eran necesarias o no las fusiones (las cajas decían que no). Hoy, la cosa se centra exclusivamente en el calendario. Y de si habrá una segunda ronda. De las 45 cajas españolas, 40 afrontan 13 procesos de fusión y la presión para que lo culminen antes de 2010 no deja de crecer. Ayer fue la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, quien advirtió de que el Banco de España tendrá que intervenir si antes de final de año no están ya elegidos los Consejos de Administración de todas las cajas nuevas resultantes del proceso de integración. "Es verdad que los procesos de asamblea y de configuración de los órganos de gobierno son procesos lentos, porque hay que respetar los plazos estatutarios, pero antes de final de año tienen que estar ya elegidos los Consejos de Administración de todas las cajas nuevas, si no intervendrá el Banco de España", indicó Salgado en declaraciones a Telecinco. Además, si se cumple el calendario, no ve necesaria una segunda ronda de fusiones. "Si se hacen los deberes, tal como se han comprometido, no será necesaria una segunda ola de fusiones", opinó la ministra.

La ministra descarta otra ola de alianzas si se cierra el proceso a tiempo

También José Manuel González-Páramo, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), consideró "extremadamente importante" que la reordenación del mapa financiero español quede listo "antes de Navidad" y evitó responsabilizar de la velocidad del proceso al Banco de España.

Páramo fue duro: "En lugar de tratar de retrasar las cosas entrando en guerras de depósitos que pueden no ser a medio y largo plazo más que autodestructivas para el conjunto del sistema", apuntó, las cajas deberían avanzar para contar antes del año próximo "con órganos de gobierno que puedan tomar decisiones ante el futuro". "Es imperativo", enfatizó.

Fue el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien encendió la mecha esta semana durante el X Encuentro Financiero organizado por Caja Madrid y EL PAÍS al exigir que los procesos culminen antes de Navidades.

Al sector le quema que le acusen de lentitud. Fuentes del mercado argumentan que se trata de una tarea compleja y que, por ejemplo, todavía falta la adaptación de la legislación autonómica de varias comunidades, como la de Madrid, que espera solventarlo en una semana. Ha habido además discrepancias con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por temas contables y con el Ministerio de Economía, por la tributación de las plusvalías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de noviembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50