El Estado dedica 22,7 millones a instituciones culturales

El Consejo de Ministros aprobó ayer el convenio entre el Ayuntamiento de Barcelona y los Ministerios de Economía y de Cultura por el que estos últimos financiarán con 22,7 millones a instituciones culturales con amplia proyección en la ciudad. Este acuerdo, firmado el pasado mes de septiembre, es fruto del acuerdo de capitalidad cultural que establece la Carta Municipal de Barcelona y se refiere al presupuesto de 2010, por lo que las diversas instituciones ya contaban con estas partidas en sus cuentas anuales. De hecho, incluye la aportación de la partida de 2,7 millones de euros que aporta el Consejo Superior de Deportes para la reforma del estadio olímpico para el mundial de atletismo que se celebró el pasado mes de agosto.

Sumando las distintas líneas de ayuda, entre las instituciones culturales barcelonesas la más beneficiada es el futuro Museo de Ciencias Naturales, que recibe 3,4 millones de euros. Este centro, que se reubicará con nuevo proyecto museológico en el Edificio Fórum, viene seguido por otro proyecto en curso, el Centro del Diseño (Dhub), que se está construyendo en Glòries y que recibe 3,2 millones para su funcionamiento.También reciben una importante aportación ministerial el Museo de Arte Contemporáneo (2,6 millones) y el Museo Picasso (2,5 millones). El programa del Festival Grec tuvo dos millones de euros, casi la mitad de su presupuesto, de estos fondos de capitalidad, y la Fundació Teatre Lliure se benefició con 1,1 millones de euros.

Completan la lista la fábrica de creación Fabra i Coats, con 700.000 euros; el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (450.000), la Fundación Gran Teatro del Liceo (450.000 euros), la Fundación Miró (360.000) y la Fundació Tàpies (200.000). También se incluyen 400.000 euros para el Ayuntamiento de Barcelona destinados a la construcción de la sala de cámara del Auditori.

Estas aportaciones se realizan en el marco de la Carta Municipal con independencia de las partidas que el ministerio dedica a estos u otros equipamientos culturales en los que forma parte de su patronato. Es el caso, por ejemplo, del Museo Nacional de Arte de Cataluña y el mismo Liceo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de noviembre de 2010.