Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cuna de emprendedores

Una docena de firmas desarrollan proyectos en Eutokia, un centro bilbaíno de innovación para nuevas empresas

El vestíbulo asemeja un útero de cartón con estructura de panel de abeja. El diseño del nuevo Centro de Innovación Social de Bilbao, impulsado por Lan Ekintza, la sociedad municipal de apoyo al empleo y la promoción empresarial, resulta original y ha sido materializado por estudiantes de albañilería y carpintería de entre 16 y 20 años. Eutokia, como se llama, suma múltiples metáforas, como la del útero, que habla de la concepción de nuevas ideas. También hay una flor que crece en un espejo, y que a su vez alberga un sistema de videoconferencia.

La clave pasa por la actuación conjunta con los demás. El consistorio cede los 900 metros cuadrados del centro a nuevas empresas y particulares que quieran conectarse con otros para ir enriqueciendo sus proyectos. Ahora bien, solo sirve para arrancar durante unos meses, no como sede permanente. "Es un lugar de partida", puntualizó el director de Lan Ekintza, José Antonio Arrieta, en la presentación del centro, hace ya unos días. Ayer fue inaugurado de forma oficial. Eutokia ya ha firmado un acuerdo de colaboración con el Centro de Innovación Social de Toronto (Canadá), uno de los referentes internacionales en que se ha fijado para su desarrollo.

El centro pretende desarrollar las posibilidades de actuación conjunta

En el lugar se han isntalado ya una docena de incipientes compañías, impulsadas por jóvenes emprendedores. Es el caso del físico Jordi Gómez, coordinador de un proyecto denominado Sistematurgia. Con su iniciativa pretende "cubrir el hueco existente para la producción de obras artísticas interactivas mediante el desarrollo de una plataforma tecnológicamente puntera". Con vocación internacional, Sistematurgia quiere "crear un comunidad de empresa y de artistas que trabajen con esa tecnología".

Amador Melero, ingeniero de Telecomunicaciones, es uno de los impulsores del proyecto Urban Intelligent, que busca conseguir una gestión sostenible de los recursos energéticos y optimizar los costes de los servicios municipales implantando sistemas que controlen el alumbrado público, el nivel de ruidos, el riego de los parques o los semáforos, entre otros. Se trata de avanzar hacia ciudades inteligentes y ya hay varias con vocación de serlo que se han interesado por el proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2010