El arte más hondo se hace universal

La Unesco distingue al flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad - Los artistas creen que la declaración da un "marchamo de dignidad"

El flamenco es desde ayer Patrimonio de la Humanidad. La Unesco decidió en su asamblea de Nairobi (Kenia) que el flamenco, la modalidad artística por excelencia de Andalucía, se convierta en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Otras cuatro manifestaciones culturales españolas se unieron al arte jondo al recibir esta distinción de la Unesco. En concreto, los castells catalanes, el Cant de la Sibil·la de Mallorca, la dieta mediterránea y la cetrería.

La candidatura del arte jondo ha galvanizado en los últimos tiempos a decenas de miles de personas, deseosas de que el flamenco entrara en una lista que fortalece su proyección universal. Instituciones públicas y privadas, peñas flamencas, artistas y aficionados se han unido en una causa que ayer dio fruto. Además, había cierto mal sabor de boca porque hace cinco años el flamenco se quedó a las puertas de ser declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura dio esta vez una respuesta afirmativa a la candidatura del arte jondo. Lo hizo en la reunión de la Comisión del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad celebrada en Nairobi.

La candidatura fue promovida por Andalucía, Murcia y Extremadura
Griñán se plantea que el cante y el baile se incluyan en el sistema educativo

Más información

El triunfo del flamenco despertó la simpatía y los aplausos de las delegaciones de otros países. El consejero de Cultura, Paulino Plata, que acudió a Nairobi, mostró su satisfacción "no solo por la declaración sino por cómo se ha producido". "Tras realizarse el reconocimiento del flamenco, han venido delegados de muchos países a felicitarnos. Eran delegados de Paraguay, México, Japón, Brasil, Corea del Sur, Portugal, Indonesia... ", evocó Plata.

La candidatura del flamenco fue promovida por los Gobiernos autonómicos de Andalucía, Extremadura y Murcia. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, señaló que su Gobierno "ha luchado por este reconocimiento" porque cree "en los grandes valores que emanan del flamenco". "La multiculturalidad, la tolerancia, la transmisión generacional, el reconocimiento a la tradición y el respeto a las minorías están expuestos ejemplarmente en las músicas, las letras y las coreografías de este arte nuestro", manifestó Griñán, que anunció la creación de un grupo de trabajo para estudiar la inclusión del flamenco en el sistema educativo andaluz.

El mundo del arte jondo mostró su alegría ante la declaración de la Unesco. El cantaor Fosforito, que es presidente del consejo asesor de especialistas de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, fue elocuente: "Es un día histórico. Es un reconocimiento a la dignidad del flamenco. El flamenco es conocido en cualquier confín del mundo, pero esto es un reconocimiento oficial. La Unesco pone un marchamo de dignidad al flamenco", comentó Fosforito, que aún recuerda los tiempos en que el arte jondo "estaba un poco denostado".

La cantaora Esperanza Fernández resumió sus sentimientos: "Soy la persona más feliz del mundo". "Al ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el flamenco va a ser mucho más conocido y la gente se va a interesar más por el flamenco", dijo Esperanza Fernández.

"El mero hecho de que salga en la prensa mundial y de que haya gente que lo ve y lo oye me parece muy bien", dijo el bailaor Javier Latorre. Y artistas como José Mercé, Moraíto Chico o El Pele también elogiaron a este diario la decisión de la Unesco. Pero, como dijo el guitarrista Moraíto Chico, "el flamenco siempre ha sido patrimonio de la humanidad". La Unesco le puso letras mayúsculas al hacerlo oficial.

Más información en página 39

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 17 de noviembre de 2010.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete