Una fábrica de cultura actual

L'Escorxador de Elche cumple su segundo aniversario y se convierte en un referente para la producción contemporánea

El antiguo matadero de Elche, una edificación industrial de los años cuarenta, se ha convertido en una fábrica de cultura contemporánea. Y en sus dos años de vida, que acaba de cumplir, ya es un referente para la danza, el teatro o las artes visuales. "La gente se aventura y se acerca a ver lo que hacemos y cómo lo hacemos", admite Alicia García, gestora de este centro. En sus dos años de existencia ha albergado un total 219 actividades (cine, teatro, música, danza, taller, exposiciones, poesía o mesas redondas), y ha logrado reunir a unos 22.000 espectadores.

Pero la importancia de L'Escorxador radica en que es el único centro "de producción de arte contemporáneo en el País Valenciano, y las producciones que hacemos luego se exportan", admite la concejal Àngels Candela, responsable de Cultura en Elche, y concejal de Compromís. Entre los trabajos que han destacado figuran, entre otros muchos, los de las compañías de danza de Asun Noales o Societat Doctor Alonso y las pinturas de Elio Rodríguez. "La idea es que aquellos que tengan algo que manifestar encuentren apoyo y estímulo", asegura Candela, que califica L'Escorxador como "una fábrica de cultura contemporánea", emulando al centro Párraga de Murcia o El Mercat de les Flors de Barcelona. El centro dispone de la Nau, que alberga exposiciones, un espacio escénico y un pabellón con cuatro salas para diferentes talleres. L'Escorxador se inauguró en noviembre de 2008, y este año (2010) ha participado en 16 coproducciones, cinco exposiciones, cuatro montajes teatrales, cinco de danza, un cortometraje y una producción de un disco. "Observamos que había una necesidad que no se atendía, por eso planteamos un centro de cultura en mayúscula tanto para la exhibición como para la producción", afirma Candela satisfecha con el resultado obtenido.

García: "Elche se equipara ahora a Barcelona o Londres"
Candela: "Es una fábrica de cultura contemporánea"

No obstante, pese al éxito y la repercusión del centro, sus gestores son conscientes de que el gran público todavía lo desconoce. Hay un colectivo, muy potente y activo, interesado por la cultura contemporánea, que aprecia y acude a la mayoría de actos del Escorxador, pero "la gente en general no es consciente todavía de lo que se hace aquí", afirma Candela.

L'Escorxador tiene un presupuesto anual de unos 425.000 euros, y está gestionado por el Instituto Municipal de Cultura. Uno de sus mentores fue Paco Sanabria, que se encargó de dotar de contenido el centro durante sus primeros meses de vida. "Elche ahora se equipara a Barcelona, Londres o París en cuanto a creación contemporánea", afirma Alicia García. Se trata de una isla en mitad del desierto, una isla que respira contemporaneidad y modernidad, y que acoge el talento de los artistas noveles.

Uno de los talleres de danza impartidos en L'Escorxador de Elche.
Uno de los talleres de danza impartidos en L'Escorxador de Elche.FOTO CEDIDA POR L'ESCORXADOR

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de noviembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50