La constructora Noriega suspende pagos con 1.162 millones de deuda

Deja unos 900 subcontratistas sin cobrar y centenares de obras pendientes

A la constructora Noriega le han hundido las deudas con los bancos y las subcontratas. Y lo ha hecho a lo grande, con una deuda de 1.162 millones de euros. Los números rojos de Noriega han hecho que el juez de lo Mercantil de Córdoba comunicase ayer que aceptaba la solicitud de concurso voluntario de acreedores, realizada por la empresa hace dos semanas. Noriega deja a unos 900 subcontratistas impagados y centenares de obras y promociones pendientes de una solución.

El concurso supone un nuevo descalabro en el negocio inmobiliario en España. Se lleva por delante una empresa que comenzó en los sesenta como una nueva división del próspero negocio familiar de Eugenio Sánchez-Ramade. Pero en los últimos años, Noriega había crecido hasta convertirse en una de las empresas líderes en su sector, con delegaciones en Extremadura, Valencia, Madrid y Andalucía. Según Noriega, han entregado más de 14.000 casas a lo largo de su historia.

La empresa trató desde el verano de llegar a un acuerdo con los acreedores
Bancos y cajas ya refinanciaron a la sociedad hace dos años

Más información

Fuentes judiciales desgranaron ayer cómo se reparten los números rojos de la firma cordobesa. 1.012 millones de euros pertenecen a Noriega S. L., 105 a Noriega Edificación y Obra Civil, S. L., 25 millones a Noriega de Arrendamientos, S. L., 17 millones a Colombinas de Arrendamientos Urbanos S. L. y 3 millones a Andaluza de Gestión de Arrendamientos. El grueso se adeudan a los bancos y cajas de ahorros, entre las que se encuentran firmas como el BBVA, Caja Madrid, Sabadell, Unicaja y Cajasur, entre otros. La declaración de concurso no interrumpirá la continuación de la actividad empresarial.

El juez ha decretado que la sociedad conserve las facultades de administración y de disposición de su patrimonio, pero sometidas a la intervención de la administración concursal. Los administradores concursales designados son tres abogados, tres economistas y una entidad acreedora.

A las subcontratas se les debe unos 68 millones, que han quedado sin pagar a más de 900 acreedores comerciales. La mayoría de ellos son pequeños empresarios y autónomos andaluces, señalan fuentes de la Plataforma de Impagados de Noriega, aunque también existe un buen puñado en Madrid. De hecho, la empresa a la que más se adeuda (2,4 millones de euros) es de esta región, informan las mismas fuentes.

Noriega trató desde el verano de llegar a un acuerdo con los acreedores comerciales, acogiéndose en julio al punto 5.3 de la Ley Concursal que da un plazo de cuatro meses para negociar. Francisco Rodríguez, empresario malagueño y uno de los portavoces de los impagados señala que Noriega ofreció una quita del 65% de la deuda, con lo que las subcontratas solo cobraban el 35%, "algo que consideramos inasumible". Finalmente se llegó a un acuerdo de una quita del 40%, "y se consiguió la aceptación, el 8 de octubre del 92% de los impagados", continúa Rodríguez. "Pero el 18 de octubre nos informaron de que no podía llevarse a cabo el acuerdo porque la banca no accedía", concluye. Noriega acusa a las entidades financieras de no haber podido llegar a un acuerdo. Los bancos y las cajas ya refinanciaron a la empresa hace dos años.

La empresa no ha comunicado cuántas viviendas y proyectos se pueden ver afectados. Los impagados destacan, solo en Andalucía, varios ejemplos, como las obras de la ampliación de la Universidad de Jaén o del Museo Íbero de esta ciudad. En Málaga, quedan en el aire más de un millar de viviendas de lujo en la Colina del Limonar. En Torremolinos, otras 187 viviendas, según los impagados, se han quedado sin terminar por dentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de noviembre de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50