Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socialistas y PNV se enzarzan por las listas de espera de Osakidetza

Las demoras en la atención sanitaria de Osakidetza propiciaron ayer un nuevo duro cruce de acusaciones entre el PNV y el PSE en el Parlamento. Los peneuvistas Nerea Antia y Juan Antonio Arieta-Araunabeña criticaron ante los medios que los actuales gestores de Sanidad han empeorado las listas de espera de Osakidetza de forma "alarmante" y consideraron insuficiente el plan para reducir las listas de espera anunciado por el consejero, Rafael Bengoa.

Ambos sostuvieron que la solución planteada busca "desviar la atención", al tiempo que exigían medidas con una rápida aplicación, así como la comparecencia de Bengoa en la Cámara.

Escasos minutos después, la responsable de sanidad del PSE, Blanca Roncal, hacía público un comunicado en el que subrayaba que "las listas de espera en Sanidad, como el caso Margüello, son problemas que nos han dejado en herencia el anterior Gobierno de Ibarretxe y su consejero Gabriel Inclán".

El PNV precisó que para pruebas diagnósticas como los ecocardiogramas hay que esperar 21,59 días más en comparación con los datos de septiembre de 2009, 4,76 más para las endoscopias y 34 para la hemodinámica.

Antia aseguró que "en vez de resolverlos, el departamento crea nuevos problemas", lo que ha supuesto que "ni su socio preferente", el PP, le apoye. Este partido ha presentado una proposición no de ley para reducir las listas de espera que se debatirá la próxima semana.

"Agitación y propaganda"

La parlamentaria nacionalista criticó que la consejería, "bajo el paraguas de la estrategia de crónicos, descuiden el día a día" de la sanidad vasca. Roncal replicó que el departamento tiene en marcha un "ambicioso plan de reforma sanitaria" al que el PNV se limita a poner "palos en las ruedas".

Roncal calificó a Antia como "una parlamentaria multiusos de agitación y propaganda" a la que acusó de "escaquearse" de sus responsabilidades en torno al caso Margüello, en cuya comisión de investigación participa y de la que se ausentó ayer para dar la rueda de prensa contra la gestión de las listas de espera.

En su comparecencia ante los medios, el PNV también criticó la reorganización de la atención sanitaria los fines de semana, la fuga de facultativos internos residentes, el plan de ahorro y la falta de sustituciones.

Este último punto fue criticado además ayer por ELA que, como otros sindicatos, ha apreciado una reducción de las sustituciones en Osakidetza. Ello se debe a una instrucción de ahorro del Gobierno que, en principio, no debía extenderse a la sanidad pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 2010