Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un 'murillo' al mejor postor

Una casa de subastas saca a la venta en Bilbao un lienzo atribuido al pintor barroco - El precio de salida de la obra es de 350.000 euros

El Retrato de doña María Francisca Coterillo y Ortega, primera marquesa de Legarda, en traje de caza busca comprador. La obra, en manos de un coleccionista particular de Madrid, sale a subasta en Bilbao el próximo miércoles con un precio de salida de 350.000 euros, una cantidad "asequible", calcula Álvaro Jubera, el director de Subastas Bilbao XXI, la empresa que gestiona su venta, para los aficionados que aspiran a contar con un cuadro atribuido a Murillo.

Aunque los estudios realizados hasta ahora no permiten establecer al 100% que la autoría de la pieza corresponde a Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1617-1682), la pintura es considerada por los expertos en arte barroco "una obra excepcional en el contexto de la pintura española de la segunda mitad del siglo XVII". "Lo más probable es que [el cuadro] fuera ejecutado en el taller de Murillo y quizá con la intervención del propio maestro, aunque el estado de conservación en el que ha llegado a nuestros días perturba considerablemente su correcta apreciación", señala el historiador del arte Ismael Gutiérrez Pastor.

La obra pertenece a un coleccionista de Madrid tras pasar por varias manos

El estado de conservación dificulta el establecimiento de la autoría

El cuadro -una pintura al óleo de 2,40 metros de alto por 1,88 de ancho- ha permanecido en manos de los herederos de los marqueses de Legarda hasta hace sólo seis años. El cuadro estuvo en la colección de la familia Verástegui, en Vitoria, hasta 1997. Posteriormente, fue heredado por los Silva Verástegui, que en 2004 decidiron venderlo. El coleccionista que entonces lo compró vuelve a poner ahora la pieza en el mercado.

El retrato de la marquesa formaba pareja con otro de su marido, Antonio Hurtado de Salcedo, conocido con el título de El cazador, sobre el que no existen dudas sobre la autoría de Murillo. La obra, pintada en Sevilla entre 1661 y 1664, también pertenece a una colección privada española. Ambos retratos coinciden en los materiales empleados, en medidas y en las características técnicas y la paleta de color empleada. El estudio de la obra se ve dificultado por la falta de información sobre la vida de los marqueses de Legarda.

El retrato de la marquesa fue posterior al de su marido y su composición esta pensada para que los cuadros fueran expuestos en pareja. La mujer aparece en un jardín con una escopeta en una mano, mientras recibe de un paje un pajarillo y un cargador de pólvora.

Jubera adelanta que los interesados en una pieza de estas características pujarán fundamentalmente por teléfono. Al tratarse de una pieza con un precio de salida de 350.000 euros, las pujas se harán en tramos de 25.000 euros. Al precio de remate, el comprador tendrá que sumar la comisión de venta del 16% y el 18% de IVA que graba la cantidad que se lleva la casa de subastas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de octubre de 2010