Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los presupuestos de 2011

La transferencia de políticas laborales salva las cuentas de un nuevo descenso

El Gobierno dispondrá de 10.549 millones de euros para un año "difícil"

Los segundos presupuestos del Gobierno de Patxi López entran hoy formalmente en el Parlamento con la entrega del proyecto de ley a su presidenta, Arantza Qurioga, por parte del consejero de Economía, Carlos Aguirre. Las cuentas para 2011, que están cifradas en un total de 10.549,5 millones de euros, vuelven a ser "austeras", pero miran ya al "relanzamiento económico" y están diseñados, según, señaló Aguirre al dar cuenta pública de su aprobación ayer en un Consejo de Gobierno extraordinario, para "contribuir a la salida de la crisis".

El consejero destacó el "talante positivo" con el que el Ejecutivo aborda su negociación parlamentaria, el mismo que mantendrá el PSE-EE, señaló, respecto a los de las tres Diputaciones. En todo caso, la aprobación en la Cámara está ya garantizada por el acuerdo sellado el lunes entre los socialistas y su socio preferente, el PP. El Gobierno espera también que el PNV no se oponga a las cuentas, de modo que salgan con la mínima oposición posible, como en 2009.

Aguirre destaca que por primera vez en la historia baja el gasto corriente

El déficit se reducirá hasta los 818 millones de euros

La promoción laboral absorbe 304,8 millones y la formación, 92,1

La plantilla policial se completará en junio hasta los 8.000 'ertzainas'

De no haber sido por el traspaso de las políticas activas de empleo, el montante de las cuentas habría descendido por segunda vez consecutiva. La subida que experimenta es de un 2,3% con respecto a las cuentas este ejercicio, mientras que los gastos de personal se reducen en un 3,4% y el gasto corriente en un 2,3%, algo que Aguirre resaltó que es la primera vez en la historia que ocurre. El citado traspaso, sin el que el presupuesto hubiese bajado un 2,3% con respecto al actual hasta los 10.077 millones, y la mejora en la recaudación han reducido el endeudamiento en casi un 47% (1.017,8 millones). Los fondos para el AVE vasco aumentan un 22,2% (275,5 millones) según las cifras que desgranó el consejero, acompañado por la portavoz, Idoia Mendia.

Aguirre destacó también que el gasto social ha podido mantenerse, en gran parte gracias a las medidas de contención de los costes de los empleados públicos, cuyo sacrificio agradeció.

Además del proyecto de ley de presupuestos, el Gobierno aprobó también la batería de medidas extraordinarias, por una cuantía de 249 millones, fruto de la mejoría en la recaudación que ha redundado en una mayor aportación foral.

Todas las partidas de este plan se corresponden con proyectos concretos, que se ejecutarán ya a lo largo del año próximo y enjugarán la bajada de un 6% en las inversiones que se habría producido de otro modo.

Los presupuestos prevén un crecimiento del 1,4 del empleo para el año próximo. El consejero sostuvo que el empleo comenzará a recuperarse de manera "modesta", con la tasa de paro por debajo del 9%, como confirmó ayer mismo la EPA.

El único departamento del Ejecutivo que crece de un modo exponencial es el de Empleo, gracias a la transferencia firmada el jueves. También sube Vivienda, Obras Públicas y Transportes (un mínimo 0,3%), mientras las cuentas de los demás departamentos caen. La consejera de Empleo, Gemma Zabaleta, administrará 998 millones, casi un 60% más de lo que ha tenido este año.

El proyecto coloca a las cuentas públicas, dijo Aguirre "en la senda de la consolidación fiscal", con una previsión de un 1,20% de déficit sobre el PIB frente al 2,37% de este año y los casi cuatro puntos de 2009. El año próximo terminará con un ahorro positivo de 295 millones de euros, tras dos años en números rojos (-1.196 millones de 2009 y -546 en 2010). "El esfuerzo presupuestario permitirá mejorar objetivos y reducir el déficit hasta 818 millones", dijo.

Respecto del endeudamiento, la amortización alcanzará 156 millones, un 37% más que este año, en el que se amortizarán 121 millones. Pese a las mejorías respecto del año pasado, el consejero prevé un año 2011 "difícil". La demanda interna y el consumo privado serán "el motor" de la recuperación, mientras el sector público seguirá contraído, advirtió.

Aguirre anunció la reunión de la Comisión Mixta del Concierto, imprescindible para poner negro sobre blanco la traslación real de los 472 millones del traspaso de las políticas activas de empleo. El consejero señaló diplomáticamente que "el componente político" de esa transferencia ha hecho que "se haya salido del esquema tradicional del Concierto", lo que "complica un poco" su concreción. Aguirre prevé esa cita para las segunda semana de noviembre. Tampoco descartó que se hagan precisos "ajustes", dependiendo de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Rover.

El consejero resaltó que las cuentas persiguen tres objetivos: avanzar en el esfuerzo de consolidación fiscal, incrementar la competitividad mejorando la productividad y garantizar los niveles de servicios y prestaciones sociales.

EDUCACIÓN Y SANIDAD: Las becas crecen un 2,6%

El presupuesto de Sanidad cae un 3,5% y el de Educación un 3,3%, pese a lo cual entre ambos suponen el 57,5% de los 10.549.489 del gasto total del proyecto de presupuesto para 2011.

En el caso de Educación, los dos únicos programas que crecen en capacidad de gasto son las becas y la formación del profesorado. Al primero el departamento le destina 176,9 millones, el 2,6% más que el pasado año. "Muestra el afán del Gobierno por extender la igualdad de oportunidades en materia educativa a toda la población", cita la memoria del departamento. También crece, un 5,8%, la partida destinada a formación del profesorado, hasta llegar a los 49,5 millones.

La educación infantil y primaria se llevarán 932,9 millones de euros y la secundaria y formación profesional 930,5 millones, el 72,4% del total del gasto en Educación -558,1 millones de la suma de ambas son para centros concertados-. La UPV dispondrá de 349,1 millones de euros.

En Sanidad, uno de los principales tijeretazos se produce en el gasto farmacéutico, al reducirse el 6,1% respecto del pasado año. Pese a todo se lleva 614,3 millones, el 18,1% de todos los recursos destinados a sanidad.

La memoria de este departamento especifica que la atención a los pacientes crónicos consume el 77% del gasto sanitario. El esfuerzo inversor de estos presupuesto es limitado, pese a incluir la construcción del nuevo hospital de Uribe en Vizcaya y la construcción del edificio de consultas externas del hospital Universitario de Álava.

PLAN DE INVERSIONES: Un refuerzo extraordinario

El plan extraordinario es el instrumento del Gobierno para invertir la tendencia de los presupuestos para 2011, hasta el punto que, de caer un 6,1% las inversiones van a crecer en un 7,9% con la inyección de 249 millones de euros que suponen estas partidas. El destino de esos fondos, que deliberadamente van a la inversión en lugar de a reducir deuda, ha sido pactado con el PP, cuyas propuestas suponen unos 20 millones.

El bloque más cuantioso es para I+D+i, con 58,9 millones, de los que 30 millones van destinada a aumentar la dotación del Fondo de Innovación.

Para educación irán 36,8 millones, de los que 25 millones se destinarán a la construcción de siete nuevos centros escolares en Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Irún y Mungia.

Las infraestructuras de transportes están dotadas con 49,3 millones, de los que cuatro serán para el metro de Donostialdea, un millón para el tranvía de Barakaldo y varios más para soterrar el tren en Vitoria. Las infraestructuras sanitarias tienen una consignación de 28,3 millones, de los que el nuevo centro de consultas externas del Hospital vitoriano de Txagorritxu se lleva ocho millones.

Además, están consignados 12 millones de euros para adquirir suelo con el objetivo de edificar vivienda de protección oficial y otros 10 millones para aumentar las aportaciones a las Sociedades de Capital Riesgo.

Otras inversiones serán la colocación de una nueva rampa mecánica en el cantón del Seminario, también en Vitoria -1,5 millones- y dos millones para Tecniker.

EMPLEO: El único gasto que se dispara

Empleo y Asuntos Sociales es, junto a Vivienda, Obras Públicas y Transportes, el único departamento que gana presupuesto. La diferencia es que si el segundo crece un 0,3%, Empleo y Asuntos Sociales se dispara hasta un 59% con respecto al presente ejercicio por el impacto de la transferencia de las políticas activas, hasta computar un total de 997,9 millones. El traspaso incrementa el presupuesto en 472 millones.

La dotación de recursos para la Renta de Garantía de Ingresos y para todo lo relacionado con la Inclusión Social ascienden a un total de 546,9 millones de euros para 2011. Más en detalle a la Renta de Garantía se asignan 280 millones de euros, el subsidio complementario a monoparentales y la prestación complementaria de vivienda se llevan 42 millones de euros y las ayudas de emergencia social 17,3 millones.

En 2010 se ha implantado una nueva iniciativa de formación de personas desempleadas y en riesgo de exclusión social a través del programa Betikolan dirigido a perceptores de Renta de Garantía de Ingresos con el objetivo de formar, capacitar y emplear a 390 desempleados en la atención a los mayores y las personas dependientes, "uno de los nichos laborales del futuro".

Las medidas para la protección y apoyo a las familias recogidas en el programa Política Familiar y Comunitaria -con una dotación de 122,5 millones de euros- para 2011 incluyen los subsidios por nacimiento de hijos, reducciones de jornada, ayudas para familiares dependientes y otros más. A los programas trabajo y desarrollo de la interlocución social se destinan 25,5 millones de euros. Una partida de la que saldrán los gastos de la autoridad laboral en materia de Inspección de Trabajo, y expedientes de regulación de empleo y sanciones. A inmigración se destinan 5,5 millones de euros. Otras áreas de atención social se llevan 49,5 millones de euros.

A la promoción de empleo se destinan 304,8 millones y a la formación de los trabajadores 92,1 millones de euros. Uno de los objetivos principales en el ámbito de la formación es impulsar la integración de las dos modalidades de formación profesional en el ámbito laboral: la ocupacional y la continua.

Finalmente la economía social está dotada con 5,5 millones, la política de juventud con 5,1 millones, y la igualdad de oportunidades par la mujer, con otros 5,6 millones.

INTERIOR: 88 millones para los amenazados

La seguridad y la protección civil cuentan con una asignación presupuestaria, a falta del debate parlamentario de enmiendas, en el que se podrían alterar algo todas las partidas, cifrada en 690,1 millones de euros para el próximo año. El 97,3% de esa cifra tiene como destino el mantenimiento de la Ertzaintza, con una plantilla total presupuestada de 8.000 agentes, que se alcanzará en junio próximo.

A la protección de personas amenazadas, empresas y entidades, se destinan 88,3 millones de euros, aunque se trata de una partida que podría ampliarse en caso de necesidad, lo que ya ha sucedido en pasados ejercicios. La cantidad es inferior a la que se gastará este mismo año, que comenzó con una dotación inicial de 100 millones de euros para esa materia que ha registrado diferentes ampliaciones con el paso de los meses.

La puesta en marcha del Plan Estratégico de Refuerzo de Seguridad Ciudadana y Presencia Territorial de la Ertzaintza contará con una dotación de tres millones de euros.

"La prioridad en el ámbito de la seguridad ciudadana es combatir al terrorismo con todos los instrumentos del Estado de Derecho, con la acción policial y judicial y la colaboración internacional, a través de la División Antiterrorista y de Investigación", cita la memoria de los presupuestos.

En conjunto, la cartera que encabeza Rodolfo Ares dispondrá de un total de 712,5 millones de euros, un 1,2% menos que el pasado ejercicio. Es la disminución más corta que se registra entre los departamentos (la mayoría) que van caer sus partidas.

A lo largo del año entrante se continuará, al amparo del acuerdo firmado con Eudel, con la tarea de limpieza y retirada de pancartas, pintadas, carteles y cualquier otra manifestación ofensiva a la memoria de las víctimas del terrorismo.

La Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo, que encabeza Maixabel Lasa, contará con 2,4 millones de euros, mientras que la Dirección de Atención a las Víctimas de Violencia de Género, que puso en marcha Ares tras hacerse cargo del departamento y a cuyo frente está Mariola Serrano, dispondrá de 1,9 millones.

A la seguridad del tráfico se dedicarán 13 millones de euros y a protección civil 6,9 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 2010

Más información