Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del 'caso Brugal'

Ortiz al consejero Flores, tras ganar un contrato: "Te quiero"

El empresario contacta con cuatro consejeros de Camps

Uno de los aspectos que resalta en las conversaciones grabadas por la policía durante la investigación del caso Brugal es la familiaridad existente entre varios cargos políticos del Gobierno valenciano, que lidera Francisco Camps, del PP, con el contratista y promotor alicantino Enrique Ortiz. Los 40 tomos de la investigación, de hecho, están salpicados de ejemplos de esta proximidad que ha destapado indicios delictivos en la adjudicación de contratos en varias consejerías de la Generalitat valenciana.

En una de las transcripciones la policía recoge cómo el consejero de Infraestructuras, Mario Flores, se dirige en 2008 a Ortiz en una conversación telefónica, cuyo resumen es el que sigue.

Mario Flores. Oye, nada, te llamo solamente para decirte que has sido adjudicatario de las concesiones de mantenimiento. O sea que, muérete.

Enrique Ortiz. ¿Te llamo y nos vemos? Y quedamos y organizamos, ¿vale?

M. F. Bueno pero hablamos. Bueno quedamos, quedamos, quedamos y nos vemos. Pero bueno, yo lo único que quiero es que no digas nada pero vamos que acabo de dar yo hoy la... Antes de salir para Madrid he dado la...

E. O. Ya lo sé. Nada. Bueno. Te quiero.

Otras conversaciones reflejan las gestiones de Enrique Ortiz con personas muy próximas al Gobierno valenciano para lograr negocios públicos. En una de ellas, en 2008, el hermano de Fernando de Rosa, entonces consejero de Justicia y en la actualidad vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, le pregunta a Ortiz por qué no se ha presentado al concurso de construcción de la Ciudad de la Justicia de Paterna. Ortiz termina asegurando: "Voy a dar la orden a partir de ahora de que nos presentemos a todo lo que salga". El hermano del consejero responde: "Perfecto". Tras esta conversación, Ortiz habla con un subordinado suyo: "Tenemos que presentarnos, de las consejerías, a toda la comunidad, a las diputaciones igual. A lo de la comunidad tenemos que presentarnos a todo. ¿No ves que tenemos reparto? Y aquí nos toca. ¡Madre mía, madre mía!".

En otra, y en referencia al concurso eólico, Ortiz llama al dueño de la empresa Sedesa, Vicente Cotino, hermano del consejero valenciano Juan Cotino, para preguntarle si se presentan al concurso con Diversia. Cotino le desanima, pero Ortiz insiste: "¿Eso no se puede amañar, o qué?" Cotino responde: "Todo el pescado está vendido".

Los informes policiales también revelan otros supuestos negocios irregulares de Ortiz con el vicepresidente económico del Gobierno valenciano, Gerardo Camps, y un amigo personal de este, Miguel Ángel Fuster.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 2010