Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nuevas revelaciones del 'caso Brugal'

Zaplana siente "gran tristeza" por la situación en Valencia

No quiso hacer toda la sangre que su enemistad manifiesta con Francisco Camps haría presumir, pero tampoco evitó el asunto. Tras casi tres años de silencio, desde que dejó la política para incorporarse como directivo a Telefónica, Eduardo Zaplana habló de la situación política en su comunidad. Y criticó sin citar a nadie, pero con dureza de fondo, la riada de escándalos en la comunidad que gobernó desde 1995 hasta 2002, cuando le sucedió Camps, su entonces fiel seguidor. "Siento una gran tristeza por la situación que están recogiendo los medios de comunicación y que todos conocemos", aseguró.

Ningún miembro de la dirección de Mariano Rajoy ha hablado tan claro sobre los escándalos. Zaplana remató su análisis con voz grave: "La Comunidad Valenciana es puntera, supo estar en el liderazgo del crecimiento, siempre ha estado en la vanguardia en épocas de crecimiento. La verdad es que en un momento de crisis como este, desearía que la imagen que nos acompaña cada día no fuera la que es. Con la crisis, es el momento de la política con mayúsculas, de los políticos, del liderazgo. No identifico responsables, causas ni razones, pero no me gusta la situación", sentenció durante un almuerzo organizado por Nexos en el que se le entregaba un premio al mejor ministro de Trabajo de la democracia.

Zaplana, ya fuera de la política, no ocultó su enemistad con Camps. Se le pidió qué haría si él fuera ahora presidente de la Generalitat. "No estoy en las mejores condiciones para dar ningún consejo, para qué vamos a ser hipócritas", dijo en referencia a que ambos dirigentes no se hablan desde hace años.

Zaplana reivindicó la oposición que se hizo entre 2004 y 2008, que llevó a "los mejores resultados en votos de la historia del PP", los de 2008, pero evitó criticar a Rajoy, que ahora se aleja de esa etapa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de octubre de 2010