Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El trazo desconocido de Andy Warhol

Ivorypress inaugura nuevo espacio en la capital con dibujos inéditos del artista

No hay latas de sopa Campbell, ni cajas de detergente Brillo ni marylines serigrafiadas. Lo último de Andy Warhol es una serie de dibujos de bailarines, coreógrafos, críticos y otros personajes que poblaban la escena de la danza neoyorquina cuando llegó a la ciudad, apenas con 20 años, en los años cincuenta. La exposición Warhol and dance, New York in the 50's, que hoy se inaugura en Ivorypress, reúne 60 dibujos en tinta sobre papel Manila en los que el artista, aún lejos del icono del arte pop en que se convertiría en la siguiente década, "ofrece un compendio simbólico -aunque incompleto- de la efervescente creatividad que convertiría a Nueva York en la capital mundial de la danza entre los años sesenta y los noventa", explica Anna Kisselgoff, crítica de danza de The New York Times y autora del texto del catálogo de la muestra.

"Tras Madrid, las obras no volverán a verse", dice Elena Ochoa

La muestra rompe el estereotipo del público sobre el rey del arte pop

Los retratos de los bailarines Alexandra Danilova, Jacques d'Amboise, John Butler, Geoffrey Holder o Nala Najan, o de críticos como Walter Terry o Hope Sheridan reflejan la fascinación de Warhol por las artes escénicas, pero también son, según Neil Printz, editor de su catálogo razonado, "ejercicios para entrenar la mente y la mano" de un joven artista.

Esta muestra inaugura el nuevo espacio de Ivorypress, 180 metros cuadrados que se suman a los 800 del local principal, en el que hasta el próximo sábado puede recorrerse la obra del visionario arquitecto Buckminster Fuller que incluye un modelo de su futurista automóvil Dymaxion. "Este espacio II funcionará de forma independiente al I y se dedicará exclusivamente a obra en papel, fotografía y ediciones especiales", explicaba ayer desde Nueva York, horas antes de viajar a Madrid, Elena Ochoa, alma de Ivorypress. "Mi experiencia es que este tipo de trabajos requieren un local más pequeño, más controlable en todos los sentidos. Además, nos dará más flexibilidad para organizar exposiciones que no necesiten programarse con tanta antelación como las del otro espacio".

Para Ochoa, los dibujos de danza de Warhol encajaban a la perfección para inaugurar el nuevo espacio que, como el primero, ha sido diseñado por su esposo, el arquitecto Norman Foster: "Se trata de un periodo del artista muy poco conocido y se puede descubrir su habilidad y destreza en ese dibujo mattissiano, limpio". Antonio Sanz, director de Ivorypress, apunta que esta muestra rompe el estereotipo que late en la mente del público sobre el rey del arte pop: "No es el artista que produce de forma industrial, sino que muestra su faceta más delicada, más íntima". Los dibujos salieron a la luz gracias al galerista austriaco Thaddaeus Ropac, que los seleccionó de entre los fondos de The Andy Warhol Foundation for The Visual Arts, institución que custodia el legado del artista. El pasado verano se expusieron en la galería de Salzburgo de Ropac y, el pasado septiembre, en su sala parisina. "Todos, salvo cuatro o cinco, han sido adquiridos por coleccionistas o por instituciones. Tras la exposición de Madrid no volverán a verse", señala Ochoa, que ya tiene en mente quién sustituirá a Warhol en las paredes del espacio II: una serie desconocida de fotografías de Anselm Kiefer.

Esta tarde, la presentación de los dibujos de Warhol contará con Bianca Jagger como maestra de ceremonias de excepción. La hoy activista a favor de los derechos humanos fue en su día habitual de la escena social neoyorquina y una de las grandes amigas del fundador de The Factory. Andy Warhol as seen by Bianca Jagger (Andy Warhol visto por Bianca Jagger) es el título de la charla en la que la ex mujer de Mick Jagger compartirá sus recuerdos y experiencias con los asistentes.

Warhol and dance, New York in the 50's. Ivorypress Art + Books, Espacio II. Comandante Zorita, 46. Lunes a viernes, de 10.00 a 14.00 y de 16.30 a 19.00. Sábados, de 11.00 a 14.00.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 2010