Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV logra el reconocimiento de campus de excelencia internacional

Las dos universidades privadas vascas no obtienen el título que da Educación

Se auguraba por los buenos resultados con los que pasó el primer corte del Ministerio de Educación, en julio, cuando quedó en tercer lugar, y ayer se confirmó. La Universidad del País Vasco (UPV/EHU) es ya un campus de excelencia internacional por su proyecto Euskampus, que entró en el selecto listado de ocho planes reconocidos por el ministerio con este distintivo este año frente a los 22 que llegaron a la fase final.

El secretario de Universidades, Marius Rubiralta, dio a conocer el listado de proyectos de excelencia y de otras categorías inferiores, como los reconocimientos de centros de excelencia regional o de los que son proyectos prometedores. Dos horas después, en Bilbao, el rector de la UPV, Iñaki Goirizelaia, valoraba que el sello "sitúa a la universidad en una situación de privilegio".

Goirizelaia asegura que el sello les pone en una situación "privilegiada"

El rector de Deusto critica que "no todos jugamos en igualdad de condiciones"

Cataluña consigue el mayor premio para tres de sus centros

El proyecto de la universidad pública vasca, basado en una unión entre la UPV, Tecnalia y el Donostia International Physics Center junto con otras instituciones y empresas, se centra en promover un envejecimiento de la población más saludable y fomentar la creación de ecosistemas sostenibles y de nuevos materiales. "Generar ciencia y hacer que llegue a la sociedad es un camino complicado y con dificultades", reconoció Goirizelaia, que se congratuló de que "hemos hecho historia". Además, el proyecto suma una agregación con la universidad de Burdeos.

La consejera de Educación, Isabel Celaá, ensalzó ayer la importancia de este título y aseguró que se trata de un logro que tendrá sus consecuencias para todo Euskadi porque Euskampus es "un proyecto de país". Asimismo, volvió a incidir en el valor de Euskampus, que "no era una operación de maquillaje, no era una mera agregación, era un proyecto auténtico con un entramado real". El delegado del Gobierno en Euskadi, Mikel Cabieces, también felicitó a la UPV, al igual que las dos universidades privadas vascas, Deusto y Mondragon.

La otra cara de la moneda correspondió ayer precisamente a estas dos últimas instituciones, que no lograron ninguno de los reconocimientos. Ambas seguirán adelante con los proyectos que han forjado para la convocatoria ministerial. A pesar de todo, si hubieran logrado el sello, su valía se hubiese centrado en que se considera una garantía de calidad y un plus de visibilidad más allá de las fronteras españolas, sin el añadido de la financiación con el que sí cuentan las universidades públicas. Celaá se mostró positiva con respecto a ambas universidades y aseguró que "han trabajado muy bien".

Deusto y su proyecto de agregación con las universidades de Comillas y Ramón Llull junto con otras tres universidades americanas no ha logrado colarse entre las universidades reconocidas por el título, que "sólo ha recaído en universidades públicas". El rector, Jaime Oraá, puso en valor que su universidad "está y estará en el camino de la excelencia". Todo a pesar de que en 2010 no han logrado una mención de proyecto prometedor -aquellos con visos de ser campus de excelencia en el futuro- como sí ocurrió en 2009.

En su comunicado también hubo espacio para las críticas. "No todos jugamos en igualdad de condiciones", aseguró Oraá, quien dejó claras las dificultades con las que se encuentran las universidades privadas, que no reciben ayudas para materializar su proyecto, al contrario que las públicas. "Las universidades de iniciativa social nos sentimos, en cierto modo, excluidas", reconoció.

El rector de Mondragon, Iosu Zabala, aseguraba el pasado martes a EL PAÍS que "sólo estar aquí supone un reconocimiento de la comisión técnica a nuestro modo de universidad", un mensaje que sus portavoces mantenían ayer. Esta institución se había presentado este año por primera vez a la convocatoria y lo ha hecho con su propio plan estratégico como proyecto de campus de excelencia.

Cuatro millones para hacer más ciencia

Ser campus de excelencia es para la Universidad del País Vasco tener cuatro millones de euros más en sus arcas, provenientes del Ministerio de Educación y su Estrategia Universidad 2015, para desarrollar su proyecto. Esta cantidad hace que la UPV quede por detrás de otros tres proyectos en términos económicos, ya que estos han obtenido 5,3 millones, a pesar de que fue uno de los siete proyectos que lograron la mayor financiación -650.000 euros- tras pasar el primer corte. Este esfuerzo económico por parte del ministerio responde al objetivo de lograr que las universidades españolas entren en el ránking de las mejores del mundo.

Según explican asesores del ministerio a este periódico, la UPV recibirá esta cuantía económica de forma fraccionada en tres años, pero este extremo está pendiente de la firma de un convenio por ambas partes. A partir de entonces, serán las arcas autonómicas las que tengan que costear este proyecto. ¿Para qué se utilizará esta financiación? Goirizelaia aseguró que se hará "más y mejor ciencia" y, en declaraciones a Radio Euskadi, hizo referencia a mejorar las infraestructuras para la investigación. El plano económico -en el que el ministerio repartirá un total de 75 millones entre los distintos proyectos- se suma a la visibilidad internacional de la universidad, que ganará en capacidad de atracción de estudiantes, profesores e investigadores. Las universidades con este sello también estarán mejor situadas para acceder a otras convocatorias a nivel europeo.

Otros siete proyectos de los 22 presentados lograron el sello de campus de excelencia, los encabezados por la Universidad de Valencia, Barcelona, las Politécnica de Madrid y Cataluña, la Universidad Pompeu Fabra, la de Zaragoza y la de Sevilla, que recibirán entre tres y 5,3 millones. Además, se han otorgado reconocimientos de campus de excelencia regional -un escalón inferior- a los proyectos de las universidades de Murcia, Salamanca, Granada, las Palmas, Vigo y Tarragona, con un apoyo económico igual que el anterior. Otros siete planes recibieron la calificación de proyectos prometedores para ser campus de excelencia en el futuro o son los que fueron reconocidos así en 2009 y a los que se les ha renovado la ayuda. Estas universidades recibirán entre dos y tres millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de octubre de 2010

Más información