Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores de las térmicas emprenden una "marcha negra"

Bajo la consigna "nós tamén somos mineiros", trabajadores de la central térmica de As Pontes iniciarán mañana temprano una movilización a pie que los llevará el sábado ante la Delegación del Gobierno en A Coruña en protesta contra el decreto del carbón. Trabajadores, camioneros, políticos, sindicalistas y vecinos afectados secundarán una marcha que lideran los alcaldes socialistas de As Pontes y Cerceda, Valentín González Formoso y José García Liñares.

En cuatro días, cubrirán por etapas los 67 kilómetros del recorrido. La marcha de Meirama arrancará el viernes desde Cerceda, a 33 kilómetros. Las dos movilizaciones paralelas confluirán el sábado a la entrada de la ciudad y preparan una "concentración multitudinaria" ante la sede gubernamental.

A esta protesta están convocados todos los afectados por la aplicación del decreto que prima el uso de carbón nacional y desplaza a las térmicas gallegas (que utilizan mineral importado) de la producción eléctrica, al menos, hasta principios del año que viene.

El Ministerio de Industria asegura que las dos térmicas gallegas no cerrarán en ningún caso y estima que el impacto de decreto en Galicia será bajo. No obstante, los regidores, todavía disgustados por la "falta de sensibilidad" de Industria con la comunidad, temen que la aplicación del decreto termine por deprimir el empleo local vinculado a las térmicas, que ya arrastran un largo parón desde el 2009 por la caída de la demanda y el auge de las renovables.

Recursos y encierro

"Tenemos el mismo derecho a trabajar que los mineros de Asturias y León", subrayó el regidor pontés, que pide el apoyo de los municipios próximos, en defensa de los 2.000 empleos que generan las centrales. Formoso y Liñares se reunirán mañana con el conselleiro de Industria para estudiar las opciones de plantear un recurso conjunto contra el decreto ante el Alto Tribunal que aglutine a los ayuntamientos y la Xunta en la vía judicial.

Ayer, se cumplió la primera semana del encierro (por turnos) que mantienen en el salón de plenos de As Pontes, 130 camioneros de Endesa, los más afectados por la inminente aplicación del decreto. Los dos ayuntamientos han iniciado sendas campañas de recogida de firmas contra el decreto. Se fletarán autobuses para asistir a la marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 2010