Los inmigrantes en paro podrán seguir en España si su pareja está regularizada

El reglamento de extranjería quiere evitar que crezca la irregularidad por la crisis

Evitar que los extranjeros que están regulares en España caigan en la irregularidad al quedarse sin empleo por la crisis económica. Esta es una de las prioridades del Ministerio de Trabajo en Inmigración a la hora de elaborar el reglamento que desarrolla la Ley Orgánica sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, conocida como la Ley de Extranjería y aprobada en diciembre de 2009. La primera medida que baraja incluir el Gobierno en el borrador del reglamento es que los inmigrantes que se queden en paro, después de haber estado en situación activa, no tengan que abandonar el país si su pareja está en situación regular, según avanzaron ayer a este periódico fuentes del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Más información
El PP catalán propone que se denuncie a los 'sin papeles' que se empadronen

El Ejecutivo ultima el borrador y prevé que el texto definitivo esté aprobado a fin de año. La iniciativa no afectaría, por tanto, a la pareja del inmigrante trabajador que esté en situación irregular o al que se encuentre fuera de España.

La iniciativa está pensada tanto para los matrimonios como para las personas que estén registradas como parejas de hecho. "La medida que se está discutiendo incluir en el reglamento solo se aplicaría a las personas que acrediten convivencia marital y estable, que ya existiera en el tiempo. Se trata de evitar con esto la caída de la regularidad cuando la situación de estas personas sea de integración social en España", señalan fuentes del Ministerio de Trabajo. "Con la crisis, algunas personas que están en situación regular tienen problemas para cumplir todos los requisitos que marca la ley, que son muy estrictos, para continuar en esta situación".

Además, la pareja de la persona que esté en riesgo de pasar de una situación regular a lo que se denomina "irregularidad sobrevenida" deberá cumplir diversos requisitos como tener trabajo, vivienda, ingresos regulares y estar insertado socialmente.

En España hay 4,7 millones de extranjeros mayores de 16 años en situación regular, de los cuales 3,6 figuran como población activa, según datos de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2010. De ellos, 2,5 millones están ocupados y 1,1, parados. Respecto al mismo trimestre del año anterior, los extranjeros ocupados han disminuido un 4,5% y los parados han aumentado un 6,4%.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mientras el número de ocupados españoles ha crecido en 75.500 en el segundo trimestre del año, según la misma fuente, el de ocupados extranjeros solo lo ha hecho en 7.200. El 13,8% del total de trabajadores es extranjero.

Cola de inmigrantes en el registro civil de la calle Montera (Madrid), en febrero de 2008.
Cola de inmigrantes en el registro civil de la calle Montera (Madrid), en febrero de 2008.ÁLVARO GARCÍA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS