Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre publicita por carta becas que los padres ya conocen

La presidenta envía misivas personales para publicitar las becas regionales - Comunidad y Ayuntamiento se culpan del retraso en las ayudas de comedor

La carta con membrete oficial y firma azul de la presidenta Esperanza Aguirre empieza con un "querida familia". En cuatro párrafos explica al beneficiario que tiene beca, suma la cantidad anual y culmina con una panorámica general. La ayuda en cuestión se añade "al conjunto de becas que la Comunidad de Madrid financia para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral". También dice, en el caso de las ayudas para guarderías, que la Consejería de Educación "ha aumentado el presupuesto para las becas de cero a tres años en el curso 2010/2011 hasta alcanzar los 34 millones de euros".

La carta la han recibido tanto beneficiarios de la ayuda de libros (300.000) como los que disponen del cheque guardería (31.000). Las misivas llegan después de que la Consejería de Educación avisara a los beneficiarios mediante correos electrónicos y mensajes de móvil.

"Esto es pura propaganda", se quejaba una madre

A Alicia, que tiene una hija de casi dos años, la carta de la presidenta con la información sobre el cheque guardería de su hija la dejó perpleja. La Consejería de Educación le había comunicado antes con un mensaje de móvil y un correo electrónico que tenía la beca, así que lo considera "una manera absurda de gastar dinero".

Alicia paga 500 euros al mes por la plaza de su niña en una guardería privada. La Comunidad ha becado a su hija con 100 euros mensuales. "Preferiría una plaza pública, la verdad", se queja. Amalia Amado, madre de tres hijos, recibió una carta similar en la que la presidenta le contaba que sus dos niños menores tienen este año beca para libros de texto. Y le pasó lo mismo: ya lo sabía, la Consejería se lo había comunicado con un mensaje al móvil y un correo electrónico. "Esto es pura propaganda", protesta la mujer, que no recuerda haber recibido cartas similares en años anteriores.

Un portavoz de Educación asegura que todos los cursos escolares hay algún responsable de la Comunidad (directores generales, la consejera de Educación o la propia presidenta) que encabezan las cartas para comunicar las ayudas a las familias. No aclara el porqué de la profusión de medios para contarlo a los beneficiarios (mensaje, correo y carta) y tampoco facilita el coste del envío, del que se encarga el departamento que publica el Boletín Oficial de la Comunidad, asegura. Si una empresa realizara un envío masivo de 330.000 cartas, debería pagar entre 60.000 y 70.000 euros, según las tarifas que aplica Correos.

Marisa López, que tiene tres hijos, no ha recibido ninguna carta. Tampoco sabe nada de la beca de comedor que ha pedido para los mellizos y la niña. "Normalmente, las becas se resuelven antes de octubre, cuando abre el comedor ya sabes si te la conceden o no, pero esto año no es así", explica. Por el momento lo que ha recibido es un mensaje en el que la Comunidad le aclara que su beca "está presentada". Pero eso no le aclara mucho. La web de la Consejería de Educación refleja que figurar en el listado de aspirantes como "solicitud presentada" no significa "adquirir la condición de beneficiario de la convocatoria, condición que se obtendrá únicamente en la resolución".

La convocatoria de becas de comedor tiene este año varias novedades. Por primera vez, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid reparten todas en una misma convocatoria. En verano firmaron un convenio para gestionar las ayudas de forma conjunta y que las familias pudieran pedirlas a través de un solo conducto: la Comunidad de Madrid. Ambas administraciones congelaron la cuantía de becas de comedor, con la que esperan beneficiar a más de 112.000 familias (3.000 más que el curso pasado) a base de reducir los tramos de ayudas, que oscilan entre 275 y 850 euros. La Comunidad aporta 29,3 millones y el Ayuntamiento los mismos 3,5 millones del curso anterior. El convenio está firmado, pero las becas no llegan.

Según el portavoz de Educación, el motivo es que el Ayuntamiento de Madrid aún no ha facilitado el crédito de la parte que le corresponde. Asegura que es necesario ese crédito antes de resolver la convocatoria. En caso contrario, explica, tendrían que volver a repetir el proceso, según la interpretación que hace la Consejería del Reglamento de la Ley General de Subvenciones. Una portavoz del Ayuntamiento, que dice que nadie de la Comunidad les ha llamado para comunicar ningún problema con la resolución de estas becas, asegura que el convenio suscrito entre las dos administraciones es una garantía suficiente para que la convocatoria siga su curso.

CC OO criticó ayer que las ayudas de comedor sigan en suspenso cuando, además, la Comunidad de Madrid paga 223.000 euros a una consultora de investigación de mercados para que colabore en la gestión. "Alguien debería asumir la responsabilidad de este retraso", reclama Paco García, responsable de Educación de CC OO. "La presidenta debería dejar de gastar dinero en darse autobombo y arreglar estos asuntos", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de octubre de 2010