Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bloque chií de Irak apoya a Maliki para que forme Gobierno

El principal bloque chií de Irak, la Alianza Nacional (AN), designó ayer al primer ministro Nuri al Maliki como su candidato a formar el próximo Gobierno. Esta elección no garantiza que vaya a conseguirlo, ya que no está claro que cuente con una mayoría suficiente en el Parlamento, aunque acerca algo más esa posibilidad siete meses después de las últimas elecciones. Falta por ver qué va a hacer el bloque kurdo, que hasta ahora se ha mantenido a la expectativa.

El diputado de la AN Falá Fayad aseguró a la prensa que la elección de Al Maliki se había realizado por consenso. Sin embargo, no dio detalles sobre si algún otro grupo ha prometido respaldarle. La lista del primer ministro, el Estado de Derecho, obtuvo 89 diputados en las legislativas del pasado marzo, por detrás de los 91 de Iraquiya, la coalición multisectaria de Ayad Allawi. Ambos quedaron lejos de los 163 escaños (de un total de 325) necesarios para formar Gobierno.

Desde entonces, uno y otro han buscado socios para una coalición sin llegar a ningún resultado concluyente. En ese empeño, Al Maliki volvió a reunirse con sus socios de 2005, rebautizados Alianza Nacional iraquí (AN), una coalición de partidos religiosos chiíes entre los que destacan los seguidores del clérigo radical Múqtada al Sáder, y que obtuvo 70 diputados. Sin embargo, todo parece indicar que ni su principal rival en esa lista, el Consejo Supremo Islámico en Irak, ni el más pequeño, Fadila, participaron en la reunión que le nombró candidato, lo que le priva de 27 diputados.

Así que las negociaciones continúan después de que Irak superara ayer el récord de 208 días para formar un Gobierno que ostentaba Holanda. Queda la baza de los 43 escaños del bloque kurdo, que sumados a los 132 que ya se ha asegurado, darían la mayoría necesaria a Al Maliki.

"Un asunto clave será si los kurdos presionan para obtener concesiones como un prerrequisito para renunciar a que Yalal Talabani se mantenga como presidente, o si aceptan negociar con Al Maliki una vez que sea nombrado en el Parlamento", observa Reidar Visser, investigador del Instituto Noruego de Asuntos Internacionales especializado en Irak.

En este tiempo, las tropas de EE UU finalizaron hace un mes las operaciones de combate, aunque aún permanecen en el país 50.000 soldados antes de su retirada definitiva al final de 2011.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 2010