Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta se propone retomar el diálogo social tras la huelga

Los sindicatos piden activar de inmediato la concertación

En los días anteriores a la huelga, el mensaje más insistente de José Antonio Griñán era que el diálogo con los sindicatos no estaba roto, que lo que se abría era un paréntesis, y que, pese a la tensión de la convocatoria, su aspiración era poder alternar las discrepancias con los acuerdos, de manera que las primeras no cerraran las puertas de los segundos. Una vez celebrada la huelga, el presidente de la Junta retomó el discurso y dijo ayer en el Parlamento que su intención es "seguir trabajando en el cumplimiento" del VII Acuerdo de Concertación, algo en lo que su Administración tienen "experiencia y buenos oficios".

Como en los días previos, Griñán esquivó cualquier juicio susceptible de herir sensibilidades, hasta el punto de negarse a calificar el alcance de la huelga: "No me corresponde a mí hablar de éxito ni fracaso". También expresó su respeto "absoluto" a los convocantes y aprovechó para volver el argumento contra quien le interpelaba, el portavoz izquierdista Diego Valderas, a quien acusó de instrumentalizar políticamente el paro.

El Gobierno de Griñán aparcó durante el mes de septiembre aquellas materias que en condiciones normales saldrían adelante con facilidad y con la inercia de las movilizaciones estaban prácticamente condenadas al fracaso. "No es el momento de convocar precisamente mesas de negociación", dijo entonces un miembro del Gobierno. Uno de estos asuntos era la reforma de las empresas públicas de la Junta. La ronda de reuniones con los representantes de los trabajadores para pactar el nuevo diseño -que debe estar listo en enero- se había fijado para septiembre, pero se aplazó para evitar interferencias, y ahora es preciso iniciar contactos.

Ayer los líderes sindicales andaluces y Griñán invocaron el cumplimiento del VII Acuerdo de concertación, si bien se mostraron desconfiados de la voluntad de los empresarios para respetarlo. "La concertación seguirá su andadura, pero es un acuerdo a tres bandas, por lo que estaremos dispuestos a mantener el compromiso si Gobierno andaluz y empresarios están dispuestos y seguros de seguir con la concertación", dijo el secretario general de UGT, Manuel Pastrana. Su homólogo en CC OO, Francisco Carbonero, señaló que espera que la Junta llame a los sindicatos para "reactivar de manera inmediata la concertación social, que está prácticamente paralizada en los últimos meses".

Ambos consideraron que la convocatoria ha sido un "éxito" y los ciudadanos han expresado su resistencia a perder derechos.

Por otra parte, la demanda de energía eléctrica disminuyó en Andalucía el día de la huelga un 13,5%, casi lo mismo que la media del Estado. Por provincias, la caída más grande se produjo en Jaén (27,27%). Sevilla, con un 20,07 menos, y Cádiz, con un 15,59% fueron las siguientes. Por el contrario, Málaga, con un 5,82% menos; Huelva, con un 5,58%; y Almería, con 9,45%; fueron las provincias donde el efecto de la huelga se sintió menos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 2010