Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bluetooh, transmitir sin hilos

El comienzo de siglo fue rico tecnológicamente. La llegada del Bluetooh fue sonada, parecía magia y a ello contribuyó su extraño nombre, el de un rey noruego que unificó las tribus. El sistema sirve para transmitir datos entre dos aparatos móviles, y sin cables a una distancia máxima de diez metros. Hasta entonces sólo existían los infrarrojos, pero a una distancia mínima. Pese a todo su aplicación práctica ha tardado en imponerse y en campos no pensados al inicio, como la aplicación de manos libres de los teléfonos del coche, o la impresión sin cables.

En parte al Bluetooh le arrolló el wifi, lo mismo pero con un alcance de transmisión mucho mayor, capaz de conectar todos los aparatos de un hogar. Las redes wifi, cada vez con mayor potencia, ha liberado de cables a los ordenadores y a las casas, u ha hecho posible que se ampliara la posibilidad de conexión a Internet sin hilos en cualquier parte a cualquier hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2010