Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez dice ante la vieja guardia que las primarias deciden el modelo de partido

El secretario general pide el "voto secreto y lacrado" en la elección a candidato

Tomás Gómez tenía ayer un examen. Pronunciaba una importante conferencia a tan solo 10 días de las elecciones primarias donde se decidirá quién encabezará el cartel socialista en los próximos comicios regionales. La cita estaba marcada en rojo en su agenda y el pasado jueves suspendió todos los actos públicos para prepararse un discurso en el que destacó la importancia de las primarias. "Se está dirimiendo un modelo de partido: en el que las agrupaciones serán oficinas electorales, o un modelo en el que la democracia impera y en el que los afiliados toman las riendas del partido y no solo están para pegar carteles, sino también para dirimir el futuro político del partido", proclamó ante seis ex ministros socialistas y miembros de la vieja guardia del partido. Entre los asistentes al foro de debate, organizado por el Fórum Europa en el hotel Ritz de Madrid, se encontraban José Barrionuevo, Virgilio Zapatero, Carlos Romero, Matilde Fernández, Javier Gómez Navarro y Carmen Calco. También acudieron al acto Gregorio Peces-Barba (ex presidente del Congreso), Nicolás Redondo (ex secretario general de UGT), y los líderes madrileños Joaquín Leguina, Juan Barranco y el ex jefe de Gabinete de Rodríguez Zapatero José Andrés Torres Mora, quien presentó a Gómez, de quien dijo: "Tomás es la apuesta ganadora". Y agregó: "No es lo mismo que te designe el de arriba a que te voten tus iguales y que lo hagan una y otra vez".

"Tener el aparato federal enfrente no es lo mejor, aunque sirve para la línea"

En el turno de preguntas, Gómez respondió a su rival en las primarias socialistas, Trinidad Jiménez, que ha reclamado que el voto de los militantes sea secreto. "Les aseguro que nosotros tenemos más interés en que el voto sea secreto, en cabina, y a ser posible lacrado", dijo antes de reconocer que "tener el aparato federal enfrente no es lo mejor, aunque es bueno para mantener la línea". Y lanzó un dardo a quienes esgrimieron las encuestas para pedir su sustitución: "Soy coherente y no me apoyo en las encuestas cuando son desfavorables, ni cuando son favorables. Aquellos que piensan que las encuestas deben ser determinantes también deben ser coherentes y apoyarse en las encuestas cuando le son desfavorables", lanzó en referencia a los avales presentados por uno y otro candidato. (Gómez ha logrado reunir 828 más que la ministra de Sanidad).

Gómez recordó su encuentro con el presidente Zapatero, quien le pidió que cediera la candidatura socialista a Jiménez: "Llegamos al día 7 de agosto con algunos pidiendo un paso atrás. Salimos de Moncloa con un paso adelante que dimos el presidente del Gobierno y yo mismo, cuando decidimos que la democracia manda y que es más fácil que se equivoque uno a que se equivoque la mayoría", indicó el líder de los socialistas madrileños.

El secretario general del PSM pronunció un discurso muy elaborado en el que criticó con dureza al Gobierno regional de Esperanza Aguirre. Gómez censuró la llamada a la insumisión fiscal contra la subida del IVA que hizo Aguirre hace unos meses. "Es una política incívica, que demuele los fundamentos más elementales de la convivencia, que usa las cargas que conlleva ser ciudadano para destruir la cultura de respeto a las leyes. Eso no es liberalismo, ni neoliberalismo. Eso es puro anarquismo de derechas", manifestó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de septiembre de 2010